Vaciar los armarios de Rodolfo Notivol: nuestra segunda lectura de “Leer juntos”

 

978841646111.JPG

[Foto: UDL libros]

En nuestra sesión de lectura del día 20 de noviembre, proponemos la lectura de Vaciar los armarios de Rodolfo Notivol. Nuestra compañera, Susana Andrés, amiga del autor, nos presenta el libro.

El autor

20161126122537-rodolfo-notivol-por-lara-albuixech.jpg

[Foto: Antón Castro- Blogia]

Rodolfo Notivol (Zaragoza, 1962). Licenciado en Derecho, ha publicado el libro de relatos Autos de choque (Xordica, 2003). Fue finalista del premio de relatos NH en 1999 y ganador del premio Ciudad de Zaragoza en 2000. Ha participado en libros colectivos como Cuentos a patadas o Zaragoza de la Z a la A. Gran aficionado al fútbol y al baloncesto también ha plasmado su pasión por el deporte en relatos comprendidos en diversos libros como Transiciones rápidas (historias de baloncesto) o Cuentos de Fútbol. Colabora en distintos medios de comunicación como Heraldo de Aragón, El Periódico de Aragón, Rolde o Turia. Vaciar los armarios (Xordica 2016) es su primera novela. En ella narra historias tan universales como las de todas las familias y tan particulares como las que solo ocurren en la nuestra.

  1. La novela

Tolstói comenzó su novela Anna Karénina con la célebre frase: “Todas las familias felices se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera.”. Este principio resume a la perfección la novela que nos ocupa. En ella, Marina, la narradora, la segunda de nueve hermanos, va haciendo la crónica de lo que ha sido su familia desde los años treinta hasta el final del siglo XX. Ochenta años de la vida de una saga familiar zaragozana que se funde con la historia de España a lo largo de casi un siglo.

Creo que la escritura de Rodolfo Notivol está marcada por la memoria. Ya en Autos de choque, su anterior libro de relatos, recoge una infancia que transcurre – al igual que transcurrió la suya – en su barrio de Montemolín de Zaragoza, en los años setenta del siglo pasado. A través de las vivencias de los habitantes de este barrio dentro de otro barrio de Zaragoza asistimos a acontecimientos que compartimos con el autor y que están en nuestra memoria también. En Vaciar los armarios son los recuerdos que Marina va desgranando, ante su silenciosa sobrina, los que nos van desvelando, no solo los episodios que constituyen la memoria de su familia, sino también aquellos que conformaron la memoria de una generación que vivió una guerra, una posguerra, la dictadura y la llegada de la democracia.

Uno de los aciertos de la novela me parece que es la voz de la narradora. De una manera natural y verosímil, Notivol ha sabido dar voz a esta mujer que parece estar dirigiéndose a nosotros como una amiga que comparte sus vivencias y recuerdos. Más tarde sabemos que su interlocutora es su sobrina, pero el ardid ha surtido efecto: esa mujer que nos habla, efectivamente, podría ser nuestra madre o nuestra tía o nuestra abuela. “Este artificio sencillo funciona con verosimilitud, construye un punto de vista sólido y permite mostrar la mecánica complicada, marcada por la fatalidad pero también por la fuerza de la voluntad, de una familia numerosa.” (Daniel Gascón).

En cuanto a los personajes, hay que señalar que estamos ante una novela protagonizada básicamente por mujeres. Marina, la narradora, su madre, sus hermanas, la sobrina que la escucha… Son personajes femeninos muy poderosos, especialmente el personaje de la madre, omnipresente y que marca de manera decisiva el devenir de la familia. Marina también, que asume el papel de aglutinadora de todas las voluntades enfrentadas e intenta mantener unidos los frágiles hilos de unas relaciones difíciles, como son todas las relaciones familiares. “Que sea una mujer la narradora de esta historia tampoco parece una elección casual. Como el propio autor ha explicado en alguna ocasión, su experiencia le dice que es en ellas donde reside la mayoría de las veces la memoria familiar. Y lo cierto es que, más allá de eso, para el propio ritmo de la novela se presenta como un acierto esa Marina que crece y, sobre todo resiste, porque, en el fondo, está educada para eso, para sobrellevar el peso de una familia que tiene mucho que vivir. (El Periódico de Aragón).

CapturaPor último, Vaciar los armarios es la historia de una familia, pero también es la historia de una ciudad, Zaragoza, a la que el autor conoce bien y a la que ama. En la novela, Zaragoza aparece no como un escenario mitificado o simbólico, sino muy real. Sus calles, sus comercios, sus transformaciones en esos ochenta años de vida también cobran protagonismo en estas páginas. Una ciudad que se ha visto obligada a lo largo de su historia a levantarse de nuevo tras la destrucción y que resurge de los desastres de un pasado reciente y se va transformando hasta llegar a ser la que hoy en día pisan nuestros pies. La Zaragoza que nos presenta Notivol es tan real que, de hecho, la librería Los portadores de sueños ha organizado una ruta literaria siguiendo el itinerario de los protagonistas. La podéis consultar en:

http://www.rutasliterariaszaragoza.com/rodolfo-notivol/

 

“Al leer Vaciar los armarios es fácil pensar en Natalia Ginzburg. En varios pasajes […] el libro tiene algo de léxico familiar. Uno de sus mayores aciertos es el manejo del tiempo, que en muchas ocasiones recuerda al de la autora de Las pequeñas virtudes. Pero, aunque la visión de Notivol tiene algo más optimista, el libro en muchos momentos hace pensar en el mundo de Rafael Azcona y en las humillaciones cotidianas que mostraban algunas de sus mejores películas. Eso señala en negativo uno de los grandes temas de la novela: la dignidad.”(Daniel Gascón).

PARA SABER MÁS

 

Rodolfo Notivol habla sobre su novela Vaciar los armarios (Xordica) en Los portadores de sueños:

Artículo en El Periódico de Aragón sobre la novela

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/rodolfo-notivol-desvela-armarios-vacios-familia_1174348.html

Artículo de Daniel Gascón (muy interesante)

http://www.letraslibres.com/espana-mexico/cultura/rodolfo-notivol-y-la-busqueda-la-felicidad

 

Anuncios

“Mujeres” de Manuel Vilas

 

2013112423513885998.jpg

El próximo día 25 se celebra el Día contra la violencia de género. Desde 1981, Latinoamérica conmemora cada 25 de noviembre el día contra la violencia de género. Los movimientos feministas de la región, con una de las tasas más altas de violencia contra la mujer, acuñaron esa fecha en honor a las dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, tres hermanas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, del que eran opositoras. Años más tarde, en 1999, la ONU se sumó a la jornada reivindicativa y declaró cada 25 de noviembre Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en honor a las hermanas Mirabal.

Durante este año ha habido 50 mujeres y 5 de sus hijos o hijas asesinados por violencia de género en España. Para conmemorar esta fecha y reflexionar sobre esta lacra social os proponemos que leáis y comentéis en vuestras clases este poema del poeta aragonés Manuel Vilas, extraído de su libro Resurrección (2005):

 MUJERES
Manuel Vilas (Barbastro, 1962)

No las ves que están agotadas, que no se tienen en pie, que son ellas las que sostienen cualquier ciudad, todas las ciudades. Con el matrimonio, con la maternidad, con la viudedad, con los golpes, ellas cargan con este mundo, con este sábado por la noche donde ríen un poco frente a un vaso de vino blanco y unas olivas. Cargan con maridos infumables, con novios intratables, con padres en coma, con hijos suspendidos. Fuman más que los hombres. Tienen cánceres de pulmón, enferman, y tienen que estar guapas. Se ponen cremas, son una tiranía las cremas. Perfumes y medias y bragas finas y peinados y maquillajes y zapatos que torturan. Pero envejecen. No dejan las mujeres tras de sí nada, hijos, como mucho, hijos que no se acuerdan de sus madres. Nadie se acuerda de las mujeres. La verdad es que no sabemos nada de ellas. Las veo a veces en las calles, en las tiendas, sonriendo. Esperan a sus hijos a la salida del colegio. Trabajan en todas partes. Amas de casa encerradas en cocinas que dan a patios de luces. Sonríen las mujeres, como si la vida fuese buena. En muchos países las lapidan. En otros las violan. En el nuestro las maltratan hasta morir. Trabajan fuera de casa, y trabajan en casa, y trabajan en las pescaderías o en las fábricas o en las panaderías o en los bares o en los bingos. No sabemos en qué piensan cuando mueren a manos de los hombres.

Resurrección (2005)

 

Podéis oír el poema leído por el propio autor:

Desde Canal Saturno, un programa de Aragón TV, nos llega esta magnífica interpretación del poema realizada por José Luis Esteban:

 

Nº 10 de “Poesía para llevar”: “Cercles” de Joan Vinyoli

Desde el IES La Llitera nos animan a descubrir, en el número 10 de “Poesía para llevar” a uno de los grandes poetas en lengua catalana: Joan Vinyoli. Como podéis leer en esta artículo de El País: “Vinyoli es el eslabón imprescindible entre los grandes poetas que abren la modernidad –Riba, Carner, Foix– y la figura genial que cierra el siglo XX en la lírica catalana, Gabriel Ferrater.”

El poema elegido es Cercles, que pertenece a su última etapa poética y es todo un canto a la perseverancia:

CERCLES
Joan Vinyoli (1914-1984)

Un altre cop vols agitar les aigües
del llac.
Està bé, però pensa
que no serveix de res tirar una sola pedra,
que has d’estar aquí des de la matinada
fins a la posta, des que neix la nit
fins als llevant
−tindràs la companyia
de les estrelles, podràs veure l’ocellassa
de la nit negra covant l’ou de la llum
del dia nou−,
assajant sempre cercles,
per si al cap de molts anys, tota una vida, et sembla
−i mai potser no n’estaràs segur−
que has assolit el cercle convincent.

Cercles, dins d’Obra poètica 1975-1979 (1979)

CÍRCULOS

Otra vez quieres agitar las aguas / del lago. / Está bien, pero piensa / que no sirve de nada tirar una sola piedra, / que tienes que estar aquí desde la madrugada / hasta el ocaso, desde que nace la noche / hasta el crepúsculo, / tendrás la compañía / de las estrellas, podrás ver el destello / de la noche negra incubando el huevo de la luz / del nuevo día / ensayando siempre círculos, / por si al cabo de muchos años, toda una vida, te parece / mas puede que no estés seguro/ que has alcanzado el círculo conveniente.

Traducció de Pedro Casas Serra [https://www.airesdelibertad.com/t31690-joan-vinyoli]

Si os apetece podéis oírlo recitado aquí:

La Biblioteca Nacional le hizo un homenaje en el centenario de su nacimiento. Podéis ver una mesa redonda aquí:

En este vídeo podéis ver una ruta poética dedicada al poeta:

Y en este otro enlace podéis seguir disfrutando de sus versos.

Nº 9 de “Poesía para llevar”:”Invitación al olvido sin culpa”

5890bed015dca.jpeg

El poema número 9 de “Poesía para llevar” llega desde el IES Miguel de Molinos y es uno de esos poemas que te dejan con la boca abierta desde el primer verso. Se titula Invitación al olvido sin culpa y es de la poeta, Carmen Beltrán:

 

INVITACIÓN AL OLVIDO SIN CULPA
Carmen Beltrán (Logroño, 1981-)

Me he arrancado el corazón
y lo he puesto al trasluz,
así, con mis propias manos,
estaba roto, muy roto, y calvo, claro.
Lo he pesado y lo he medido,
más o menos mi puño
y unos doscientos cincuenta gramos,
es un buen filete, he pensado.
Así que me he hecho un sofrito,
con su aceite, su cebollita, su tomate,
me he apañado una botella de vino
y me lo he merendado.
Me he quitado un peso de encima
y ya no me duele nada ¿saben?,
de modo que pueden olvidarse de mí si quieren,
mentirme, fallarme, dejarme plantada,
decirme que no me quieren ver:
ya no hay nada que puedan romperme.

Publicado en la antología
La verdadera historia de los hombres (2005),
selección de David González y Nacho Escuín.

fotocarmenbeltran.jpg

Como veis, el poema deja sin aliento. Si queréis leer más de esta poeta lo podéis hacer en los siguientes enlaces:

Como casi todos los poetas contemporáneos, también Carmen Beltrán tiene su propio blog.

Y por último, pero no menos importante, participa, a través de Planeta Clandestno, en uno de los festivales poéticos más interesantes de los últimos años: Agosto clandestino que se realiza en Logroño.

 

Segundo reto de “Viaja con nosotros”: Lee un libro que transcurra en un país europeo

Ya está aquí el segundo reto de “Viaja con nosotros”. Durante el mes de noviembre podéis leer uno de los libros que hemos seleccionado para vosotros. Estarán disponibles en la Biblioteca en la maleta de libros donde colocamos los retos. Os recordamos que, si queréis participar en el reto, debéis venir a buscar vuestro Pasaporte lector y que tenéis que acordaros de traerlo cada vez que termináis una lectura para que lo sellemos.

Aquí tenéis las lecturas:

Diapositiva01Diapositiva02Diapositiva03Diapositiva04Diapositiva05Diapositiva06Diapositiva07Diapositiva08Diapositiva09Diapositiva10Diapositiva11Diapositiva12Diapositiva13Diapositiva14Diapositiva15Diapositiva16

Lecturas para un Halloween distinto: “La desesperación” de José de Espronceda

Halloween, como casi todo, tiene muchas lecturas. Aquí os proponemos un poema atribuido a José de Espronceda, uno de nuestros escritores más románticos en el sentido estricto de la palabra, que al parecer escribió otro poeta romántico, Juan Rico y Amat.

Como vais a ver hay de todo: muertos, cementerios, torturas, violencia y hasta un poco de sexo… os presentamos el texto original y una lectura intensísima (como corresponde) realizada por Pepe Mediavilla.

 LA DESESPERACIÓN

Me gusta ver el cielo
con negros nubarrones
y oír los aquilones
horrísonos bramar;
me gusta ver la noche
sin luna y sin estrellas
y solo las centellas
la tierra iluminar.

Me agrada un cementerio
de muertos bien relleno
manando sangre y cieno
que impide el respirar;
y allí un sepulturero
de tétrica mirada
con mano despiadada
los cráneos machacar.

Me alegra ver la bomba
caer mansa del cielo,
e inmóvil en el suelo,
sin mecha al parecer;
y luego embravecida
que estalla y que se agita
y mil rayos vomita
y muertos por doquier.

Que el trueno me despierte
con su ronco estampido,
y al mundo adormecido
le haga estremecer;
que rayos cada instante
caigan sobre él sin cuento,
que se hunda el firmamento
me agrada mucho ver.

La llama de un incendio
que corra devorando
y muertos apilando
quisiera yo encender;
tostarse allí un anciano
volverse todo tea,
oír cómo vocea,
¡qué gusto! ¡qué placer!

Me gusta una campiña
de nieve tapizada
de flores despojada
sin fruto, sin verdor,
ni pájaros que canten,
ni sol haya que alumbre
y solo se vislumbre
la muerte en derredor.

Allá en sombrío monte,
solar desmantelado
me place en sumo grado,
la luna al reflejar;
moverse las veletas
con áspero chirrido
igual al alarido
que anuncia el espirar.

Me gusta que al Averno
lleven a los mortales
y allí todos los males
les hagan padecer;
les abran las entrañas,
les rasguen los tendones,
rompan los corazones
sin de ellos caso hacer.

Insólita evenida
que inunda fértil vega,
de cumbre en cumbre llega
y llena de pavor
se lleva los ganados
y las vides sin pausa
y estragos miles causa…
¡qué gusto! ¡qué placer!

Las voces y las risas,
el juego, las botellas,
en torno de las bellas
alegres apurar;
y en sus lascivas bocas,
con voluptuoso halago
un beso a cada trago
alegres estampar.

Romper después las copas,
los platos, las barajas
y abiertas las navajas
buscando el corazón;
oír luego los brindis
mezclados con quejidos
que lanzan los heridos
en llanto y confusión.

Me alegra oír al uno
pedir a voces vino,
mientras que su vecino
se cae en un rincón;
y que otros ya borrachos,
en trino desusado
cantan al dios vendado
impúdica canción.

Me agradan las queridas
tendidas en sus lechos,
sin chales en los pechos
y flojo el cinturón,
mostrando sus encantos,
sin orden el cabello,
al aire el muslo bello…
¡Qué gozo! ¡qué ilusión!

“Miedoteca” en la Biblioteca del IES Miguel Catalán

20171030_162126 (1).jpg

Es ya toda una tradición que en nuestra Biblioteca celebremos la Semana del terror coincidiendo con la celebración de Todos los Santos y Halloween. Como siempre, hemos preparado una selección de lecturas “terroríficas” que se encuentran ya preparadas en la Biblioteca dispuestas a unirse a vuestros disfraces y vuestras chucherías en la celebración de Halloween.

20171030_161949.jpg

Además, este año os invitamos a degustar nuestros exquisitos “huesos de santo literarios”: venid a la Biblioteca y disfrutadlos.

20171030_162007.jpg