Primera reunión del grupo de lectura “Leer Juntas/os Miguel Catalán”

Este lunes celebramos la primera reunión del grupo de lectura “Leer Juntas/os Miguel Catalán”. En esta primera sesión nos presentamos a los nuevos miembros del grupo y damos la bienvenida a todos y a todas.  Aprovecharemos también para recordar las características de nuestro grupo, el calendario de reuniones (que ha sido modificado) y, por supuesto, propondremos la primera lectura del grupo que, en este caso, se trata de la ganadora del Premio Herralde de novela de 2018 y una de las novelas más aclamadas por la crítica y el público el año pasado, Lectura fácil de Cristina Morales.

LECTURA FÁCIL de cristina morales

La novela ha sido publicada, tras algún que otro problema con la censura que la escritora se niega a comentar por miedo a las represalias legales, en Anagrama que publicita la obra como “un campo de batalla: contra el heteropatriarcado monógamo y blanco, contra la retórica institucional y capitalista; contra el activismo que usa los ropajes de ‘lo alternativo’ para apuntalar el statu quo. Pero también es una novela que celebra el cuerpo y la sexualidad, el deseo de y entre mujeres, la dignidad de quien es señalada con el estigma de la discapacidad y la capacidad transgresora y revolucionaria del lenguaje.” ¿Asustados/as? ¿Interesados/as? Hinquémosle el diente.

15414240622325.jpg

Cristina Morales [Imagen extraída de El Mundo]

Cristina Morales (Granada, 1985) es una escritora imprescindible para entender muchos de los caminos de la novela actual en España. Licenciada en Derecho y Ciencias Políticas y especialista en Relaciones internacionales, ha disfrutado la beca de la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores en 2007, la de la Fundación Han Nefkens en 2015 y la beca de escritura Montserrat Roig en 2017. Actualmente es artista residente en la Fábrica de Creación La Caldera (Barcelona) como miembro de la compañía de danza contemporánea Iniciativa Sexual Femenina.

Antes de Lectura fácil había iniciado su carrera literaria con La merienda de las niñas (La torre del Vigía, 2008) un volumen que recogía unos cuentos en los que ya se podían apreciar dos características de Morales como escritora: el atrevimiento en la elección de los temas y la sorprendente —por su juventud— madurez de su prosa. Publicó más tarde Los combatientes (Caballo de Troya, 2013), que narraba la gira de un grupo de teatro universitario, entre la transgresión y la imposibilidad política y que fue Premio INJUVE de Narrativa 2012; Malas palabras (Lumen, 2015), vindicación de una Teresa de Jesús en primera persona, sin domesticar; una excelente novela que pasó desapercibida entre los fastos del quinto centenario del nacimiento de la santa y Terroristas modernos (Candaya, 2017), en la que, partiendo del levantamiento frustrado de liberales contra Fernando VII en 1816, hace una lectura paródica de la política y la sociedad actuales. La novela que nos ocupa, Lectura fácil, obtuvo en 2018 el Premio Herralde de novela.

2e9ac80d43adb20cb6615409d8ed376c42a11158 (2).jpeg

El título de la novela puede llevar a equívoco porque, desde luego, la obra de Cristina Morales no es una lectura fácil. La mayor parte de la crítica se refiere a este novela como una obra incómoda, desafiante, que pone contra las cuerdas a sus lectores y lectoras al mostrar de forma descarnada las contradicciones, la ignorancia, la doble moral o la rigidez de nuestros prejuicios. Ya desde la cubierta, que plasma una pintada callejera, la novela muestra sus cartas: es una escrita contra las diversas formas, bárbaras o sutiles, de alienación y represión, contra el orden político y moral establecido y, también, contra la literatura como producto hipocalórico e inocuo.

Morales cuenta la historia de cuatro mujeres con supuesta discapacidad intelectual que viven en un piso tutelado por la Generalitat y muestran una sexualidad intensa, un lenguaje libre y una sororidad compleja. Viven en la Barcelona anarquista de la “okupación”, el moderneo subvencionado y la gentifricación, una Barcelona que podría recordar la de Pornoburka (Ediciones Cautivas, 2013) de Brigitte Vasallo, con la que comparte fiereza. Desde su existencia marginal, Patri, Marga, Nati y Àngels se revuelven en distinto grado contra el sistema que las controla creyendo asistirlas, mientras abordan y reflejan los desahucios, el machismo, la sexualidad o la precariedad moral y económica.

Lectura fácil se articula en torno a dos tramas complementarias: el proceso judicial de esterilización de Marga planteado por su tutora, la Generalitat, y el lento camino hacia la liberación de los centros de “institucionalizados” de estas cuatro mujeres, narrado en Whatsapp por una de ellas, Ángels, quien escribe una novela siguiendo las normas de un método literario de los años sesenta para acercar los clásicos de la literatura a personas con “diversidad funcional intelectual y/o del desarrollo”, denominado, precisamente, Lectura Fácil. Los capítulos de la novela de Ángels se trenzan con las declaraciones judiciales de las cuatro, actas de asambleas de ateneos libertarios, reflexiones en torno al movimiento corporal y fanzines de innegable incorrección política que permiten a Morales desarrollar un más que plausible engranaje de voces.

Construye así la autora una novela coral sobre las potentes e hilarantes voces de unas mujeres, cuya discapacidad funciona como resorte de desinhibición propia y desenmascaramiento ajeno. “Esa diversidad funcional de lo que antes se llamaba el loco o el tonto del pueblo — dirá Cristina Morales— me parece de gran potencia; […] me interesa esa gran potencia crítica que hay en los márgenes de los márgenes; y confrontar la retórica institucional con la del supuesto analfabeto.”

Con Marga entraremos en el mundo de la PAH, los ateneos libertarios, la ocupación y las asambleas desatinadas; Ángels utiliza los recursos retóricos que le proporciona el sistema (el método Lectura fácil) para narrar cómo logro salir ella misma y sacar a sus primas de una institución para discapacitados; la logorrea de Patri socava cualquier posibilidad de comunicación eficaz (es hilarante su declaración ante la jueza). Su hermana Nati es la que padece la mayor discapacidad y es la portavoz de los discursos más radicales. Ella trae consigo también el ámbito de la danza, aunque en este caso la elegancia corporal y la armonía de movimientos han sido sustituidos por las carencias y rigideces de unos discapacitados en un curso de danza terapéutica. Todos los entornos que enmarcan a estas mujeres son perfectos blancos para el despellejamiento satírico que practica Cristina Morales.

Estos personajes tienen los ingredientes para convertirse en caricaturas, o algo peor, en patéticas víctimas. Pero Morales da una vuelta de tuerca y extrema sus dobleces y la imposibilidad de interpretarlas desde dos polos artificiales: la piedad o la objetividad. Esto se aprecia especialmente en el personaje de Nati, sobre el que recae el peso de la intencionalidad política de la novela. Una novelista convencional no habría dejado pasar la oportunidad de convertir a Nati en un personaje positivo, una víctima del sistema, una heroína; pero Nati es la “más discapacitada” de las cuatro: una delirante furiosa que no comulga ni con el menor aspecto del sistema en el que vive y no tiene problema en formularlo de una forma casi kamikaze. Un ejemplo: “La clave, digo, no está en la ridícula vida cívica sino en su constatación, en darse cuenta de que una está haciendo lo que le mandan desde que se levanta hasta que se acuesta y hasta acostada obedece, porque una duerme siete u ocho horas entre semana y diez o doce los fines de semana, y duerme del tirón, sin permitirse vigilias, y duerme de noche, sin permitirse siestas, y no dormir las horas mandadas se considera una tara: insomnio, narcolepsia, vagancia, depresión, estrés”. Otro, sobre hacer cola en un comercio: “¡Hacer uno cola para pagar en vez de ellos hacer cola para cobrarte es el colmo de la alienación!”.

Morales no toma partido por ninguna de las protagonistas en particular, trabaja para un cuerpo mayor. La verdad de la novelista no es la de una sola vez sino la proliferación de planos narrativos que dan cabida a la vez a lo acertado y al disparate, al dolor y a la risa.

La genialidad de Morales se manifiesta en su intuición para convertir un material tan difícil en una hilarante, tristísima, sorprendente y eficaz novela realista: hacía mucho tiempo que no aparecía una obra más realista en su discurso social y menos convencionalmente realista en su escritura. Por eso, Lectura fácil es un hito de la novela reciente en castellano.

PARA SABER MÁS…

ENTREVISTAS

El programa de RTVE Página 2 entrevistó a Cristina Morales:

La autora visitó el Espacio Fundación Telefónica para presentar  Lectura fácil:

 

¡Buenos días, Europa!: Día Europeo de las Lenguas

top-banner-2015_ES

En nuestro centro se enseñan y se aprenden tres lenguas extranjeras (inglés, francés y alemán), dos lenguas clásicas (griego y latín) y, por supuesto, el castellano. Además, tenemos un marcado perfil europeo con numerosas actividades (intercambios, participación en programas educativos europeos, Erasmus+, etc.)  que facilitan que nuestros alumnos adquieran destrezas en las diversas lenguas que se enseñan en el instituto y disfruten de la diversidad cultural  y lingüística europea. Estamos convencidos y convencidas de que esta diversidad lingüística es una herramienta para lograr una mayor comprensión intercultural y un elemento clave en la rica herencia cultural de nuestro continente.

Por eso nos sumamos a la celebración del Día Europeo de las Lenguas que, por iniciativa del Consejo de Europa de Estrasburgo, se viene celebrando desde 2001, el 26 de septiembre de cada año.

Mientras tanto, si queréis saber más sobre el Día Europeo de las Lenguas, podéis pinchar en la página web del Consejo de Europa, donde además de información sobre este día, podéis encontrar juegos, eventos, autoevaluaciones de la competencia lingüística, quiz de lenguas, juego de lengua de signos…

dia_eu-lenguas_ic

Este año las profesoras y profesores de las áreas lingüísticas han elaborado una “Serpiente de Palabras” en la que el alumnado del centro podía escribir una cadena de palabras en cualquier idioma que empezara por la última letra de la palabra anterior:

20191004_081601.jpgLa Biblioteca colabora con el panel  “Palabras de otras lenguas que no tienen una fácil traducción”. Si no os ha dado tiempo a leerlas y sentís curiosidad por estas palabras, podéis verlas en la siguiente presentación:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además,  hemos preparado una presentación titulada ¡Buenos días, Europa! En ella podéis aprender a decir “Buenos días, Europa” en 31 idiomas distintos:

Leer Juntas/Juntos en el IES Miguel Catalán

¿Os apetece leer con nosotras/os?

En la Biblioteca del IES Miguel Catalán llevamos varios años organizando un Club de lectura dentro del programa de innovación Leer Juntos. Cualquier miembro de la comunidad educativa del centro puede participar y nos encantaría contar este año con vosotros/as.

Actualmente el grupo está constituido fundamentalmente por madres, padres y profesoras, pero estaremos encantadísimas/os de contar con alumnos y alumnas del Centro. Hay que advertir, sin embargo, que este grupo, por la selección de lecturas que se realiza, está pensado especialmente para alumnos a partir de 4º ESO y Bachillerato.

¿Cómo puedo participar?

Para formar parte del club solo hay que mandar un correo a la dirección biblioteca@ies-mcatalan.com indicando el nombre y apellidos, así como el NIF y si eres padre, madre, alumno, alumna o profesor, profesora.

 

Los datos que recogemos son para cumplimentar los documentos del programa institucional en que se inscribe el Club; pero no hay problema en incorporarse al club sin haberse inscrito antes o incluso a mitad de curso.

¿Cómo funciona nuestro grupo de lectura?

La mecánica del club es bien sencilla: proponemos una lectura y proporcionamos una pequeña información acerca del autor y la obra. Cada uno lee el libro en su casa y nos vemos al cabo de un mes en la Biblioteca para comentar nuestras lecturas mientras tomamos un té y unas pastas.

Si queréis echar un vistazo a lo que hemos leído otros años para haceros a una idea, podéis consultar en la galería de imágenes. También podéis leer la documentación vinculada a estos libros que aparece en el menú desplegable de la cabecera.

¿CUÁNDO Y DÓNDE NOS REUNIMOS?

Las reuniones se celebran siempre en lunes, a las 19.00 en la Biblioteca del Centro. Este año nos reuniremos con este calendario. ¡ATENCIÓN, HA HABIDO CAMBIOS DE FECHAS!

Diapositiva1.jpg

MÁS INFORMACIÓN…

Toda la información del grupo aparecerá en este blog, en el Twitter del IES @iesmcatalanzgz, en el Twitter de la Biblioteca: @bibliomcatalan y en el Facebook de la Biblioteca: @bibliotecamcatalan. ¡Seguidnos!

864cc59d0d0fa902d7e89b6c573fb126.jpg

Último reto de lectura: Viaje al interior de uno mismo

Diapositiva1

Nuestro último reto del curso es leer un libro que suponga un viaje al interior de uno mismo. En esta ocasión os hemos seleccionado una serie de libros, fundamentalmente diarios, en el que los protagonistas reflexionan sobre quiénes son, qué sentido tiene su vida… todo un reto.

Tenéis los libros en la maleta viajera de la Biblioteca, así que cuando queráis podéis venir a buscarlos y completar de esta manera vuestro Pasaporte lector:

Diapositiva2Diapositiva12Diapositiva5Diapositiva13Diapositiva10Diapositiva9Diapositiva8Diapositiva6Diapositiva4Diapositiva3Diapositiva7Diapositiva14

Con este último reto damos fin a nuestra propuesta “Viaja con nosotros” que ha estado compuesta por los siguientes retos:

Si todavía os quedan retos por cumplir, podéis hacerlo hasta final de curso y, cuando tengáis vuestro Pasaporte lector completo, venid a la Biblioteca y os entregaremos un pequeño obsequio:

a778897923b382c3717120caccf82b49

 

 

Álbumes ilustrados en la Biblioteca

 

20190429_084150.jpg

Si os pasáis estos días por la Biblioteca, podéis aprovechar para echar un vistazo a la colección de álbumes ilustrados que hemos expuesto.  Es una estupenda manera de pasar un rato relajados o relajadas mientras hojeáis las magníficas ilustraciones de estos libros. Os esperamos.

Las madres negras de Patricia Esteban: nuestra última lectura del curso

 

9788417355043.jpg

El próximo lunes, 6 de mayo, será nuestra última reunión de este curso. Comentaremos la novela Las madres negras de Patricia Esteban y tendremos además la ocasión de charlar con la autora sobre su obra.

Susana Andrés nos presentó el pasado 8 de abril la obra de Patricia Esteban. Esto fue lo que nos contó:

Patricia-Esteban-Arlés-1024x690.jpg

 

Patricia Esteban Erlés (Zaragoza, 1972) profesora de Lengua y Literatura y columnista en Heraldo de Aragón. Ha publicado hasta el momento tres libros de cuentos. El primero de ellos, Manderley en venta (2008), obtuvo el Premio de Narración Breve de la Universidad de Zaragoza en 2007 y fue seleccionado en el V premio Setenil, como uno de los diez mejores libros de relatos editados en España en el año 2008. Su segundo libro, Abierto para fantoches (2008), ganó el XXII Premio de Narrativa Santa Isabel de Aragón, Reina de Portugal y ha sido elegido como lectura de la Guía de Verano del Seminario de Bibliotecas Escolares de Zaragoza 2009. Ambos van a ser reeditados conjuntamente este año por Páginas de Espuma. En 2010 publica su tercer libro de cuentos, Azul ruso, en la Editorial Páginas de Espuma, que también estuvo seleccionado como uno de los candidatos al premio Setenil.

9788483931639_04_h.jpgEn 2012 publica el libro Casa de muñecas, cien microrrelatos distribuidos por las distintas estancias de una siniestra casa: el cuarto de los juguetes, la cocina, el baño, la biblioteca, la cripta, entre otras. En ellas se ocultan los anhelos más infantiles junto con los miedos más profundos. Todos ellos magníficamente ilustrados por Sara Morante (Torrelavega, 1976).

Además de estas publicaciones individuales, sus cuentos han sido antologados en volúmenes temáticos como Vivo o muerto (2008), Perturbaciones (2009) o 22 escarabajos (2009), y en antologías como Pequeñas Resistencias 5. Antología del nuevo cuento español (Páginas de Espuma, 2010) Cuento español actual (1992-2012) (Cátedra, 2013) o Madrid Negro (Siruela, 2016).

En 2017 ganó el Premio Dos Passos con su primera novela, Las madres negras, objeto de nuestra lectura.

Recientemente ha publicado en la antología Vuelo de Brujas de Apache libros (lo presentó en Zaragoza el día 23 de marzo) y mañana, día 9 de abril, presentará Fondo de armario, publicado por editorial Contraseña, una recopilación de sus columnas en el Heraldo de Aragón.

LAS MADRES NEGRAS

75346.jpg

La casa Winchester

Las madres negras es su primera novela con la que ha ganado la cuarta edición del Premio Dos Passos. En ella, Patricia Esteban Erlés nos adentra en San Vela, una mansión laberíntica inspirada en la casa Winchester que, reconvertida en orfanato, sirve de hogar a un grupo de huérfanas, niñas tullidas, desamparadas, abandonadas, que malviven en ella bajo la supervisión de la cruel hermana Priscia y el resto de las madres negras. Mida, Moira, las siamesas Lavinilea, Pola, etc. nos van contando su historia hasta la llegada al convento en los diversos capítulos, cada uno de ellos con una unidad que los acerca al cuento, y cuyo eje común es ese escenario gótico y siniestro, esa casa con voz propia y sentimientos que se convierte en un personaje más de la novela.

En cuanto a esta estructura, la autora comenta: “Surgió cuando encontré el cuartel general, el palacio del horror en el que debían confluir todas las historias de las que hablas. Llevaba tiempo imaginando niñas, “niñas tontas”, desvalidas y frágiles como Los niños tontos de Ana María Matute. Venían, me hacían conocer parte de su vida y no sabía cómo hacer que se quedaran. Esas pequeñas chiquillas, condenadas por el azar, por un destino cruel, tan diferentes y parecidas entre sí, pudieron regresar cuando me salió al paso la historia de la casa Winchester, esa mansión enloquecedora en la que la viuda del fabricante de rifles se encerró para huir de los espíritus de cada hombre muerto por el balazo de un arma de fuego. Los espectros de cada soldado, de cada indio asesinado la perseguían, según le dijo una médium, y Sarah Winchester se enclaustró en una casa que al principio solo tenía ocho habitaciones, pero que fue agrandando para esconderse mejor de sus fantasmas a lo largo de 40 años. La historia es fascinante y entonces supe que debía usarla para edificar mi Santa Vela. No seguí un planteamiento lineal, preferí contar la vida previa de las niñas, su llegada al convento, para intentar que el componente azaroso de su encierro se advirtiera. Me parece que uno de los temas de la novela es el destino y su facilidad para atrapar a seres muy distintos, que nunca hubieran podido coincidir en el mismo lugar sin su ayuda.”2

La idea de la novela le surgió a la autora, según ella misma ha contado: “[…] casi del tirón, mientras leía el prólogo a La maldición de Hill House, de Shirley Jackson, editada por Valdemar. En ese estudio introductorio se mencionaba la importancia que tenían para Jackson las casas, una obsesión que comparto con ella porque no entiendo las historias sin el espacio como parte activa en ellas, como creador de la atmósfera precisa de cada una. […] Creo que esta novela puede definirse como una fábula sobre la lucha del Bien y el Mal, un recordatorio de cualquier sociedad en la que el poder es ejercido desde el abuso y la negligencia. También como un homenaje a la literatura en el que recuerdo a muchos de los autores y autoras que han sido determinantes para mí.”3

En cuanto a la influencia de otros autores, además de la propia Shirley Jackson, a la que dedica la novela, ha nombrado Los niños tontos de  Ana María Matute. Se trata de una colección de cuentos protagonizados por niños, de ahí el título, pero no es literatura infantil, pues temas como la muerte o la crueldad están presentes en todos ellos. El calificativo de tontos hace referencia a su condición de marginados del mundo tanto adulto como infantil, por diferentes motivos; entre ellos la deformidad física, la enfermedad y la diferencia de clase social. Así son también las huérfanas de Santa Vela.

Otro autor admirado por Patricia Esteban y del que también encontramos ecos en Las madres negras es Ray Bradbury. De él dice: “Siempre que leo un párrafo de Bradbury deseo ponerme a escribir enseguida. Me fascina su poder para utilizar el lenguaje, la plasticidad de sus cuentos, esa creación de mundos singulares que tiene su origen en una intuición de las posibilidades que brinda la palabra.”2

De las autoras españolas que la inspiran, además de Matute, podríamos mencionar  la obra de Cristina Fernández Cubas, sabia en la creación de atmósferas y de personajes inquietantes. Sin duda, Patricia Esteban Erlés es también una maestra en esto.

Por último, cabe señalar la impronta de los cuentos populares que vemos en alguno de los capítulos como, por ejemplo, Caperucita roja y el lobo, que tienen una nueva vida en el mundo y el paisaje de Santa Vela.

Por lo que respecta al estilo, la autora le da más importancia a la forma que al contenido. Según ella, hay cuatro o cinco grandes temas que son los que nos interesan como seres humanos y como autores. “Solo el lenguaje, la forma en que tejemos esas historias, nos permite ser distintos, contar nuestra historia de un modo vedado a los demás.”3 Esta forma de contar ya ha recibido el calificativo de erlesiano, porque, está claro, que nos encontramos ante una autora con una voz propia, un mundo propio que merecía una denominación para definirlo.  En cuanto a los temas, son los mismos que ya encontramos en sus libros de cuentos: la monstruosidad como concepto mutante, las relaciones humanas, la locura, la infancia, la crueldad, la casa, no como refugio, sino como lugar inquietante, etc.

Jeff Bridges 500x333.jpg

Jeff Bridges, el dios “inmortalmente aburrido” en el que se inspiró Patricia Esteban

Ya para terminar, quisiera referirme brevemente a mi personaje favorito de la novela: Dios. Un Dios, aburrido inmortalmente, que pasa el tiempo jugando con las internas como si fueran sus títeres y cuya traviesa intervención desatará la tragedia en el orfanato. El capítulo que le dedica Patricia es, para mi gusto, brillante. El actor Jeff Bridges ha sido, según su propia confesión, la inspiración para crearlo.

“Un libro es una casa vacía que se llena de gente, una fiesta en la que te miran y tú miras. Escribes porque quieres que a tu fiesta vaya todo el mundo, y beban y te amen, aunque luego debas recoger los añicos de todas las copas rotas, aunque se acabe pronto, demasiado pronto, el vino que necesitarás en tu próxima soledad.”

Patricia Esteban Erlés

 

Reto 7: Lee un libro que incluya un viaje al futuro

Diapositiva8

El reto de este mes nos lleva a viajar al futuro. Así que, ajustaos el cinturón de seguridad y preparaos para conocer cómo se imaginan el futuro algunos escritores y escritoras. Como siempre, podéis encontrar los libros en nuestra maleta de libros viajeros de la Biblioteca. Acercaos por allí y si todavía no tenéis vuestro Pasaporte lector, haceos con uno.Diapositiva1

Diapositiva2Diapositiva3Diapositiva4Diapositiva5Diapositiva6Diapositiva7Diapositiva8Diapositiva9Diapositiva10