Poema nº 7: “Una noche fría el físico explica” de William Wadsworth

POEMA Nº 7

UNA NOCHE FRÍA EL FÍSICO EXPLICA

WILLIAM WADSWORTH

    UNA NOCHE FRÍA EL FÍSICO EXPLICA

que todo se equilibra, excepto las pequeñas pérdidas
de calor registradas durante el intercambio de toda 
información. Anfitrión angélico, aguarda
en la puerta y sacude las partículas de nieve
de los hombros de los invitados, cada uno agregado
específicamente a la función para ser sustraído
de las posibilidades más frías de la noche.
 
Einstein afirma en su teoría,
entibiando sus alas frente a una hoguera virtual,
su fe inflamada por la triste conclusión de que x
se debe igualar a más de lo que nunca sabremos
creyó que dos naturalezas complementarias —situadas
en puntos extremos del universo—
pueden intercambiar complementos en un instante sin tiempo.
 
Pero nadie lo ha demostrado; nuestros instrumentos
carecen de tiempo y mundo suficientes para comprobar
lo angélico de una lógica. Y sin embargo, Einsein lo 
previó: miro tu mirada a través de la habitación,
y en esa mirada conjugamos cada instante
en el tiempo presente. A través del espacio exterior
intercambiamos las pérdidas involuntarias de calor.
 
Al observarnos ambos desde las alas,
otros comen y beben para colmar el silencio
que desciende de las nebulosas solitarias
hasta desvanecerse en centelleos
de conversación y constelaciones de alimento.
Pero entre tú y yo, el silencio demuestra
que amamos por leyes que no podemos romper ni probar.                                                                  

La escuálida nota que aparece en la edición española de Una noche fría un físico explica (Vaso roto, 2010) indica sólo que William Wadsworth ha publicado sus poemas y sus ensayos en diversas revistas (The Paris Review, The New Republic, The Yale Review o The Boston Review). También se menciona su inclusión en antologías como The Best American Erotic Poems o The Library of America Anthology of American Religious Poems, editado por Harold Bloom. Me impresiona esta mezcla de erotismo y religión.  Aparte de escribir, William Wadsworth es profesor adjunto en el MFA Writing Program de la Universidad de Columbia. Reside en Nueva York.

Añaden en la contraportada que la poesía de Wadsworth es “culta, precisa, más amiga del estremecimiento sutil que del zarandeo desbocado”. No puedo estar más de acuerdo. Al leerla resuenan los grande poetas norteamericanos (Frost, Ashbery, William Carlos Williams, Anne Sexton, Kenneth Rexroth…), aunque su voz lírica es inconfundible.

No es extraño a la poesía contemporánea el uso de imágenes procedentes del mundo concreto y contundente de la física para expresar sentimientos tan abstractos  y delicados como el amor. El prodigio angélico de la comunicación amorosa aparece reflejado en este poema apoyado en leyes físicas “que no podemos romper ni probar”

QUIERO MÁS…

La editorial Vaso roto ha realizado la primera y única edición de poemas de William Wadsworth:

  • Una noche fría el físico explica (edición bilingüe), Vaso roto, 2010.

COLECCIONO LOS POEMAS

Si deseas coleccionar este poema, lo puedes descargar aquí:

Malos tiempos para la lírica- poema 7

 

 

 

Anuncios