Archivo de la categoría: Propuestas de lectura

¡Gran éxito de nuestros “pack lectores” en la Biblioteca!

En la Biblioteca del IES Miguel Catalán os hemos preparado esta semana un “pack lector” para que lo disfrutéis durante las vacaciones de Navidad. Estos “pack” consisten en una bolsa que contiene un libro y una película relacionados entre sí, además de un pequeño obsequio. Hemos colocado esta mañana las 10 bolsas en nuestra mesa expositora de la Biblioteca y han desaparecido como por arte de magia… tendremos que preparar más.

Estos son los “packs lectores” que hemos creado hasta ahora:

Diapositiva1

Las normas de préstamo son muy básicas y os las hemos resumido aquí:

Reto 3: Viaja a otro planeta o a un lugar imaginario

diapositiva3.jpg

Nuestro tercer reto consiste en leer un libro que incluya un viaje a otro planeta o a un lugar inventado. Aquí tenéis la selección que ha realizado para vosotros Susana Andrés:

Diapositiva13Diapositiva12Diapositiva11Diapositiva10Diapositiva9Diapositiva8Diapositiva6Diapositiva5Diapositiva4Diapositiva3HDiapositiva2

Diapositiva1Diapositiva2Diapositiva3

¿Habéis seguido todos nuestros retos? ¿Os apetece seguirlos ahora? Recordad que tenéis que venir a buscar vuestro Pasaporte Lector a la Biblioteca y que todos los que nos enseñen a final de curso el pasaporte completo recibirán un pequeño obsequio.

 

Reto 2: Lee un libro que transcurra en un país europeo

Ya está aquí el segundo reto de “Viaja con nosotros”. Durante el mes de noviembre podéis leer uno de los libros que hemos seleccionado para vosotros/as. Estarán disponibles en la Biblioteca en la maleta de libros donde colocamos los retos. Os recordamos que, si queréis participar en el reto, debéis venir a buscar vuestro Pasaporte lector y que tenéis que acordaros de traerlo cada vez que termináis una lectura para que lo sellemos.

Aquí tenéis las lecturas:

Diapositiva01Diapositiva02Diapositiva03Diapositiva04Diapositiva05Diapositiva06Diapositiva07Diapositiva08Diapositiva09Diapositiva10Diapositiva11Diapositiva12Diapositiva13Diapositiva14Diapositiva15Diapositiva16

Reto 1: Leer un libro que transcurra en otro continente

Viajar a otro continente

Reto 1 (octubre): leer un libro que transcurra en otro continente.

 

Nuestro primer reto para el mes de octubre consiste  en leer un libro que transcurra en otro continente. Os hemos seleccionado 10 posibles novelas que se encuentran en nuestra biblioteca y que podéis tomar prestadas y leer durante este mes. Si te sumas al reto te daremos un Pasaporte lector. Cada vez que leas uno de los libros tendrás que traerlo a la Biblioteca donde te sellaremos el pasaporte.

LECTURAS DE ESTE RETO

Diapositiva2Diapositiva3Diapositiva4Diapositiva5Diapositiva6Diapositiva7Diapositiva8Diapositiva9Diapositiva10Diapositiva11

 

En Lower River de Paul Theroux: nuestra primera lectura

the-lower-river

El pasado lunes, 8 de octubre, celebramos la primera sesión del grupo Leer Juntos “Miguel Catalán”. En esta ocasión, además de dar la bienvenida tanto a nuestras amigas y amigas de otros años como a las recién incorporadas, comunicamos oficialmente el calendario de sesiones de este curso y, como es habitual, presentamos la primera lectura.

Carmen Delgado nos propuso la novela En Lower River de Paul Theroux y nos preparó un documento para que nos introdujésemos en la lectura.

Paul-Theroux-Fiction-QA-1.jpg

Paul Theroux (Medford, Massachussets, 1941) [Fotografía de The New Yorker]

PAUL THEROUX (Medford, Massachussets, 1941)

Nació en el seno de una familia católica cerca de Massachusetts. Sus primeros estudios lo fueron en un colegio también católico, a cuyo grupo scout perteneció. Posteriormente ingresó en la universidad de Maine y en la de Massachusetts, donde se especializó en literatura inglesa. Tras finalizar sus estudios formó parte de los Cuerpos de Paz en África (Peace Corps) dando clases en una escuela de la recién independizada Malaui (1964). Fue expulsado acusado de participar en un golpe de estado contra el dictador que gobernaba en esos años. De allí marchó a Uganda y por fin consiguió trabajo en la universidad de Kampala, en Kenia, dond trabó profunda amistad con el futuro Premio Nobel de Literatura V.S. Naipaul, amistad truncada treinta años más tarde y reflejada en su obra La sombra de Naipaul (2002). Abandonó África tras sufrir un atentado y se estableció en Londres, donde residió 17 años, dispuesto a ser escritor. Actualmente tiene su residencia fijada en Estados Unidos, aunque siempre ha alardeado de no residir más de un año en ningún lugar. Sigue viajando.

Theroux se reveló como autor literariamente maduro en los años 70, con El gran bazar del ferrocarril, de 1975 (viaje ferroviario desde Londres hasta Japón). Encontramos lo más destacado de su obra en sus libros de viajes: El expreso de la Patagonia (1979), En el Gallo de Hierro (1988), Las islas felices de Oceanía (1992), Las columnas de Hércules (1995), El safari de la estrella negra (2002), El último tren a la zona verde (2013). En narrativa destaca La costa de los mosquitos (1981), llevada con éxito al cine, y la novela que nos ocupa, En Lower River, de 2012.

Como autor de obras de viajes, Theroux destaca por su capacidad de hacer y decir lo casi imposible. De ahí deriva su fuerza como viajero y como escritor. Su pasión viajera, como a tantos otros, le ha obsequiado con enfermedades varias, algunas muy graves (gonorrea, malaria, parásitos intestinales, dengue…) pero le ha permitido escribir, entre otras, El gran bazar del ferrocarril o En el Gallo de Hierro.

Theroux siempre viaja solo y siempre que puede, en ferrocarril. Nunca hace fotos ni entrevistas (también concede pocas). Redacta notas que envía a su mujer. Jamás accede a lugares en los que haya aglomeraciones: ni como viajero ni como autor es cómodo, pero sí magnífico.

EN LOWER RIVER (EL RÍO INFERIOR), 2012

EAL16816.jpgTampoco En Lower River es una novela cómoda.

La obra se centra en el viaje de ida y vuelta de Ellis Hock, sexagenario anodino en todos los aspectos de su vida, propietario de un decadente comercio de ropa masculina en Massachusetts. Parece felizmente casado hasta el día que su mujer le regala un nuevo teléfono móvil.

El abandono de su mujer y la brutal reacción de su hija ante el divorcio hacen que regrese a Malabo, pueblo ficticio en la remota región de Lower River, en Malaui, donde pasó los cuatro años más felices de su vida voluntario de los cuerpos de paz. Vuelve con la esperanza de encontrar la felicidad perdida. Pero Ellis busca el Malabo de hace cuarenta años, cuando Malaui acababa de independizarse y el nuevo país se movía en la esperanza y la alegría. En su frustrado viaje de vuelta se encuentra no con el paraíso que esperaba sino con un pueblo arrasado por las hambrunas, la enfermedad (especialmente sida), la mentira y la estafa. El lugar que antaño le dio la libertad lo tiene ahora prisionero, en el sentido más literal de la palabra. Sus intentos de fuga siempre fracasan y siempre es devuelto a la aldea, donde Gala, su antiguo amor, le dice: “cuando se haya terminado tu dinero te devorarán a ti”.

Dos obras planean con rotundidad sobre En Lower River: El corazón de las tinieblas y El señor de las moscas. Conrad está presente en el viaje a la locura, en la degradación del protagonista, pero la crítica de Theroux es mucho más ácida y profunda: desde Ellis y su idealismo algo imbécil, hasta la corrupta L´Agencie Anonyme, todos los hombres blancos de la novela se siguen acercando a África con superioridad, sin real intención de comprender lo que está sucediendo en el continente.

Por otra parte, los huérfanos del sida son la peor encarnación real que podemos imaginar de los niños de El señor de las moscas y su presencia insiste en la degradación moral y económica de la zona. Ironías: Ellis está a merced de aquellos a quien estaba destinada su bondad.

A este respecto, muchos autores han tratado el tema del encuentro imposible entre el occidental, tan seguro de su cultura con esas culturas exóticas y atrasadas. En el occidental hay siempre algo de buena fe y el convencimiento de que el otro aceptará de buena gana la ayuda. En este grupo hemos leído El cielo protector. A esta obra habría que añadir un relato del mismo autor: Un episodio distante.

Theroux ha evolucionado: el lector de sus primeras obras (tanto novelas como libros de viaje) siempre ha sentido el impulso de viajar a los lugares que él describía. El lector que acerca a En Lower River siente la necesidad de salir huyendo, porque estamos ante una novela escrita desde la pasión por África del autor, pero también escrita desde un profundo desencanto. No encontramos al África de ensueño (que no existe), sino un África degradada por la explotación salvaje tanto de europeos como de norteamericanos como por los propios líderes locales.

La novela es soberbia. La tensión está hábilmente dosificada: la desidia y desesperación de Ellis, sus constantes intentos de fuga y sus fracasos. Pronto perdemos la esperanza de que Theroux sea clemente con su personaje, pero Ellis es un hombre que acude a África con tan poca formación que acaba sucumbiendo al continente, plegado a lo que otros han decidido por él.

Es que nunca segundas partes fueron buenas.

 

QUIERO SABER MÁS…

Aquellos de vosotros/as que os hayáis sentido intrigados/as por la enemistad de Paul Theroux con V.S. Naipaul de la que se habla en el texto anterior, podéis ver esta entrevista donde Theroux expone su punto de vista:

Si os habéis sentido intrigados por sus libros de viaje, podéis ver este reportaje donde se comenta el viaje que relata en El gran bazar del ferrocarril:

El periodista Pico Iyer charla con Paul Theroux a propósito de su libro Deep South: Four Seasons on Back Roads. La charla tuvo lugar en Los Ángeles en octubre de 2015:

 

NUESTRA PRÓXIMA CITA

Nos veremos de nuevo el próximo lunes,  5 de noviembre a las 19.00 en la Biblioteca del Centro. Os dejamos aquí un calendario para que reservéis las próximas citas en vuestras agendas. CALENDARIO 2018-9.jpg

 

Ordesa de Manuel Vilas: nuestra última lectura del curso en Leer Juntos Miguel Catalán

9788420431697

El pasado 12 de abril nos reunimos para comentar Un hijo de Alejandro Palomas. Como siempre, propusimos la siguiente lectura que será, por otra parte, la última lectura del grupo en este curso. Esta vez nos hemos decantado por un libro de rabiosa actualidad, que está siendo un éxito de ventas y de crítica en nuestro país. Se trata de Ordesa del escritor aragonés Manuel Vilas.

EL AUTOR

manuel-vilas-lisbeth-salas-590x393.jpg

Manuel Vilas (Barbastro, 1962) es poeta y novelista, hasta hace poco fue profesor de Secundaria en distintos institutos aragoneses y, en la actualidad, es profesor en la Universidad de Iowa (EEUU).

Inició su labor literaria como poeta y es actualmente considerado uno de los escritores más valorados de su generación. Ha publicado once libros de poemas  que han recibido numerosos premios: el Premio Jaime Gil de Biedma por su libro Resurrección (2005); el Premio Fray Luis de León por Calor (2008); el Premio Ciudad de Melilla por Gran Vilas (2012); el Premio Generación del 27 por su libro El hundimiento (2014), entre otros.

Desde la publicación en 2002 de su primer libro de relatos, Zeta, ha compaginado la poesía con la novela, desarrollando una interesante obra que incluye tres libros de relatos (el mencionado Zeta (2002), Magia (2004) y Setecientos millones de rinocerontes (2015) y seis novelas: España (2008), Aire nuestro (2009), Los inmortales (2012), El luminoso regalo (2013), Lou Reed era español (2016) y Ordesa (2018). En el año 2015 recibió el Premio de las Letras aragonesas.

Es interesante también su trabajo como articulista en diversos periódicos (Heraldo de Aragón, El Mundo, etc.), así como en los suplementos literarios Magazine (La Vanguardia), Babelia (El País) y ABC Cultural.

ORDESA (2018)

Ordesa de Manuel Vilas ha sido recibida por los críticos literarios españoles con excelentes comentarios que resaltan cómo el escritor aragonés ha renunciado en ella a repetir los esquemas que amenazaban con convertir al autor y su obra en una parodia de sí mismo.

Ordesa se resiste, como casi toda la obra de Vilas,  a una clasificación genérica y cuesta trabajo pensarla o leerla como una novela. Como dice Carlos Pardo en su crítica de la obra en El País, “Ordesa es un artefacto literario que rechaza un sentido convencional de lo novelable. Antes que argumento, hay una insistencia obsesiva, según avanza la lectura, en momentos cada vez más sublimados. Es decir, no hay evolución de la intriga, sino una sutil trama del propio estilo, una destilación de los recursos que desemboca en un puñado de poemas.”

Libro de memorias, autoficción… Ordesa puede leerse como un manual de supervivencia del propio Manuel Vilas, quien narra el desmoronamiento de su propia vida a través de varias líneas temáticas: la principal es la reconstrucción fragmentaria, a golpe de recuerdo, de la historia de sus padres, tras la muerte de ambos. La reflexión sobre la muerte de sus padres está trazada con una ironía dolorosa que muchos han relacionado con la de algunos autores judíos como Amos Oz, Albert Cohen o Philip Roth.

La búsqueda insistente de los recuerdos de sus padres se imbricará con el otro gran tema de la novela: la decadencia de España y la impostura de sus instituciones.  Vilas logra hablar de política de un modo imaginativo, indirecto, artístico. Prueba de ellos son las brillantes páginas que recrean la comida de recepción del Premio Cervantes por parte de Juan Goytisolo, con la presencia de los reyes, y que confirman la capacidad de Vilas para hablar del tema de España:

Aun así, la gente se acaba organizando, de modo que hay que estar alerta, por eso hay en el rostro de Felipe VI una burbuja de sombra, y por eso hay en su mujer un murmullo de látigos. Tienen que tener cuidado. Ella está fabricando ese espacio moral que podría calificarse como templo político donde ocurre “lo irreprochable” (p. 39)

 Ordesa narra también la separación matrimonial del propio Vilas y la relación con sus hijos, en unas páginas llenas de franqueza y en las que se presenta como un padre que no sabe qué hacer con sus hijos y que excluyen, muy acertadamente en mi opinión, su papel como amante o marido. Vilas recrea con gran belleza y aridez la relación de un padre con sus hijos y nos cuenta magistralmente ese puente insalvable que solo pueden ver los padres y alcanza a los hijos solo cuando han dejado de serlo.

Como recuerda José María Pozuelo Yvancos en su crítica de la obra de Vilas en el suplemento cultural de ABC, vivimos una excelente época de literatura memorialista. Ordesa presenta, según este crítico, la originalidad de que no es una verdad ensimismada, es decir, que Vilas no solo habla de su vida, sino que habla de la vida; una vida pasada por el tamiz tan barroco de la consideración de su propio final, vista a través de la muerte. Ordesa se convierte en un libro de familia amarillento –y el color amarillo es básico en las ciento cincuenta y siete capítulos de la obra, como lo es en la portada—que narra la muerte de sus padres, sus tíos y acaba narrando la muerte de la España de la clase media baja, la España vulgar, la de los pueblos. La reflexión sobre la muerte de sus familiares le lleva a la reflexión sobre su decadencia y su propia muerte, convirtiendo a Ordesa en una obra sobre la frontera de la vida.

La estructura de la obra es también otro de sus logros: va hacia atrás y adelante, se mueve por impulsos que no dejan de ser narrativos, pero que parecen provenir del encuentro con las cosas, un encuentro que algún crítico ha denominado “animismo marxista”. En la obra de Vilas los objetos desechados de este mundo tardocapitalista adquieren una significación esencial, su propia alma. “El pasado son muebles, pasillos, casas, pisos, cocinas, camas, alfombras, camisas. Camisas que se pusieron los muertos”. En estos “prodigios baratos” se resume la historia de la clase media baja, cuya historia, a través de la historia de su familia, nos cuenta Vilas en Ordesa.

Se ha dicho que Vilas ha escrito Ordesa en estado de gracia y en su prosa se nota, para bien, que Vilas es poeta, y no solo por los poemas que incluye al final, sino porque su mirada no es la del realismo de lo evidente, sino la de quien busca el lado paradójico, que se desenvuelve también en un estilo en que el ritmo de los sucesos se acompasa no a lo que ocurre sino a lo que dice sobre lo que sucede.

Por último, ante un libro tan franco y descarnado como Ordesa, cabe hablar de la autenticidad y la veracidad. Precisamente Vilas en un artículo bien reciente habla de que no se siente cómodo con la etiqueta autoficción que algún crítico ha colocado en su libro porque la autoficción tiene un carácter lúdico y fantasioso que su libro no tiene. Comenta Vilas la aparición de numerosas obras de lo que podría llamarse “literatura del yo”, en el que los autores muestran sin pudor el amor a sus padres y manifiestan una obsesiva curiosidad por sus vidas.

Por mi parte, –dirá Vilas–  en mi novela Ordesa quise reflejar la belleza y la poesía que hubo en las vidas de la generación de hombres y mujeres nacidos en los años treinta, la edad de mis padres. Hombres y mujeres que no tuvieron acceso a la cultura. Pero que sí estuvieron vivos. Porque sus vidas fueron buenas, eso quise hacer yo en Ordesa: mostrar la impúdica poesía de los desfavorecidos de la historia de España.”

PARA SABER MÁS

 

Aquí podéis ver una entrevista realizada a Manuel Vilas en Canal Saturno, el programa cultural de Aragón Televisión:

Si os interesa saber qué está leyendo en este momento Manuel Vilas, el programa Canal Steiner nos ofrece esta entrevista:

CALENDARIO DE SESIONES

Este es el calendario de las sesiones de nuestro grupo. Nuestra siguiente reunión será el 14 de mayo, lunes, a las 19.00 en la Biblioteca.

Diapositiva2

LOS LIBROS DE ESTE CURSO

Si no habéis podido venir a las sesiones presenciales, pero queréis seguir las lecturas que hemos realizado este año, podéis consultarlas aquí:

 

 

 

 

 

 

 

Reto 7: Viaja a otro planeta o a un lugar inventado

Diapositiva1

Nuestro séptimo reto consiste en leer un libro que incluya un viaje a otro planeta o a un lugar inventado. Aquí tenéis la selección que ha realizado para vosotros Susana Andrés:

Diapositiva13Diapositiva12Diapositiva11Diapositiva10Diapositiva9Diapositiva8Diapositiva6Diapositiva5Diapositiva4Diapositiva3HDiapositiva2

¿Habéis seguido todos nuestros retos? ¿Os apetece seguirlos ahora? Recordad que tenéis que venir a buscar vuestro Pasaporte Lector a la Biblioteca y que todos los que nos enseñen a final de curso el pasaporte completo recibirán un pequeño obsequio.