Archivo de la categoría: Curso 2019-2020

La química del amor

8229cc1e27c8ac8201ca1f745a0b12ad

¿Tiene algo que ver la Química con el amor?

A partir de un artículo publicado por Francisco Muñoz de la Peña Castrillo del IES Carolina Coronado (Almendralejo), que nos ha proporcionado la profesora María Pilar García, hemos preparado estos materiales. para descubrir que el amor, a pesar de lo que digan los poetas, es, sobre todo, una cuestión de química.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esto no es amor: quien lo probó, lo sabe. Mitos del amor romántico

Blancanieves

Cenicienta y su príncipe azul se casaron, fueron felices y comieron perdices, lo mismo sucedió con Blancanieves, Ariel, la Sirenita o Bella y con tantas otras princesas de cuentos y de películas. Pero, ¿qué pasó al día siguiente de la boda?, ¿y dos años después?, ¿y  diez años? ¿Seguían siendo felices? ¿Compartían las tareas domésticas? ¿Respetaban sus carreras profesionales? ¿Se seguían atrayendo? ¿Cómo solucionaban sus problemas?

El día de San Valentín pone en evidencia que el mito del amor romántico y los tópicos que lo rodean siguen extendiéndose como la pólvora. El amor no es malo, por supuesto, pero sí lo es mantener un ideal de amor que no se corresponde con la realidad, en el que no caben dudas ni contradicciones, del que se espera que sea para siempre y tan apasionado como el primer día…

La fotógrafa canadiense Dina Goldstein ha creado una colección de fotografías llamada Fallen Princesses, donde las principales princesas de los cuentos de hadas terminan no siendo tan felices como cabría esperar. Podéis ver la colección en este enlace:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO

El ideal romántico de nuestra cultura ofrece un modelo de conducta amorosa que estipula lo que “de verdad” significa enamorase y qué sentimientos han de sentirse, cómo, cuando y con quién sí y con quién no.

Este componente cultural, descriptivo y normativo, es el causante de que se desarrollen creencias e imágenes idealizadas en torno al amor que en numerosas ocasiones dificultan el establecimiento de relaciones sanas y provoca la aceptación, normalización, justificación o tolerancia de comportamientos claramente abusivos y ofensivos.

La investigación Detecta Andalucía localizó 19 mitos, falacias y falsas creencias acerca del ideal de amor romántico que podrían aglutinarse a su vez en cuatro grupos y cuya asunción supone un importante factor de riesgo para establecer relaciones de desequilibrio de poder en las parejas y por tanto de la violencia de género.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

LA IDEA DEL AMOR ROMÁNTICO ENTRE LOS JÓVENES DISFRAZA DE CARIÑO LA VIOLENCIA MACHISTA

Según un informe del CIS, presentado en enero de 2015, sobre la percepción de la violencia de género entre los jóvenes, un tercio de los entrevistados valoran como “aceptables” o “inevitables” conductas de control como controlar los horarios de la pareja, decirle qué puede y no puede hacer, restringir sus amistades… Los jóvenes no identifican estas conductas como violencia machista.

Si la pregunta cuestiona el grado de “tolerancia hacia la violencia de género”, los jóvenes de entre 15 y 29 años parecen tener claro que es una conducta “totalmente inaceptable”. En el informe “La percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud”, elaborado para la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, se abre de nuevo una brecha de género en las respuestas: ellas aprecian una mayor incidencia de la violencia machista y la condenan en más casos que ellos.

Sin embargo, las respuestas se equiparan cuando se interroga a los jóvenes sobre su tolerancia a otras prácticas que el informe engloga como “violencia de control”. Para el 33% de los chicos y chicas, es “aceptable en ocasiones” o “inevitable” que en una pareja tengan lugar prácticas como controlar los horarios del otro –la experiencia más justificada–, impedirle ver a ciertas personas y decirle qué puede (o no) hacer.

El mito del amor romántico, o al menos lo más perjudicial de esta idea, está detrás de consentir a la pareja que restrinja las libertades de la persona, en nombre del amor. “Esta idea de que por amor hay que estar dispuesto a darlo todo, que los celos forman parte de él y que formar una pareja conlleva anular la individualidad de la persona”, detalla María José Díaz-Aguado Jalón, catedrática de Psicología de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid.

¿estás viviendo una relación tóxicA?

No te confundas con el amor. El amor no duele, no te hace daño, no te aisla ni te hace sentir mal. Mira la siguiente presentación y si sientes que estás viviendo algunas de las situaciones que se describen, pide ayuda.  No estás sola.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes:

  • Proyecto de Investigación DETECTA 2011 sobre “Sexismo y Violencia de Género en la juventud andaluza e Impacto de su exposición en menores”promovido por el Instituto Andaluz de la Mujer, de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, que nació en el marco del I Plan Estratégico para la Igualdad de Mujeres y Hombres en Andalucía 2010-2013. El Estudio de Investigación ha sido realizado por Fundación Mujeres, con la cooperación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

  • Ana Requena Aguilar, “¿Fueron felices y comieron perdices? Las frustraciones del mito del amor romántico”, http://www.eldiario.es (13/02/2013).
  • Laura Olías, “La idea del amor romántico entre los jóvenes disfraza de cariño la violencia machista”, http://www.eldiario.es (28/01/2015)

 

50 novelas de amor y un instituto “desesperado” por leerlas

Estos días en la Biblioteca os hemos preparado una exposición con más de cincuenta libros que tratan diversos aspectos del amor. Para aquellos o aquellas que todavía no han tenido tiempo de venir a verlas, os hemos preparado una presentación donde os indicamos los títulos y os explicamos un poco de qué van (sin spoilers, claro).

Novedades de cine: La favorita (Yorgos Lanthimos, 2018)

Principios del siglo XVIII. Inglaterra está en guerra contra Francia. Una reina debilitada, Anne (Olivia Colman), ocupa el trono, mientras que su amiga Lady Sarah (Rachel Weisz) gobierna en la práctica el país en su lugar, debido al precario estado de salud y al carácter inestable de la monarca. Cuando una nueva sirvienta, Abigail (Emma Stone), aparece en palacio, su encanto seduce a Sarah. Esta ayuda a Abigail, que ve una oportunidad para regresar a sus raíces aristocráticas. Como la política ocupa gran parte del tiempo de Sarah, Abigail empieza a acompañar con más frecuencia a la reina.

  • Título original: The Favourite
  • Año: 2018
  • Duración: 121 min.
  • País: Reino Unido
  • Dirección: Jorgos Lanthimos
  • Guion: Deborah Davis, Tony McNamara
  • Música: Martin Phipps
  • Fotografía: Robert Ryan
  • Reparto: Olivia Colman, Emma Stone, Rachel Weisz, Nicholas Hoult.

TE GUSTARÁ SI…

Los dramas históricos.

PUEDES VERLA SI…

Tienes más de 13 años.

 

Novedades de cine: El día que vendrá (James Kent, 2019)

Posguerra en Alemania, año 1946. Rachael Morgan (Keira Knightley) aterriza en las ruinas de Hamburgo en pleno invierno para reunirse con su marido, Lewis (Jason Clarke), un coronel británico que ha recibido la misión de reconstruir la ciudad destruida. Pero cuando van a mudarse a su nueva casa, Rachael descubre con asombro que Lewis ha tomado una decisión inesperada: compartirán la enorme casa con sus antiguos propietarios, un viudo alemán (Alexander Skarsgård) y su atormentada hija. En esta atmósfera cargada, la hostilidad y el dolor dan paso a la pasión y la traición

  • Título original: The Aftermath
  • Año: 2019
  • Duración: 109 min.
  • País: Reino Unido
  • Dirección: James Kent
  • Guion: Joe Shrapnel, Anna Waterhouse, basado en la  novela del mismo título de Rhidian Brook.
  • Música: Martin Phipps
  • Fotografía: Franz Lustig
  • Reparto: Keira Knightley, Jason Clarke, Alexander Skarsgård, Kate Phillips, Claudia Vaseková, Flora Thiemann,

TE GUSTARÁ SI: 

Te gustan las películas ambientadas en la II Guerra Mundial con triángulos de amor y pasión.

PUEDES VERLA SI…

Tienes más de 13 años.

 

Novedades de cine: El veredicto (La ley del menor), (Richard Eyre, 2017)

Fiona Maye (Emma Thompson) es una prestigiosa jueza del Tribunal Superior de Londres especializada en derechos familiares que atraviesa por una grave crisis matrimonial. Cuando llega a sus manos el caso de Adan (Fionn Whitehead), un adolescente con leucemia que se niega a hacerse una transfusión de sangre al ser Testigo de Jehová, Fiona descubrirá sentimientos ocultos que desconocía, y luchará para que Adan entre en razón y sobreviva

FICHA TÉCNICA

  • Título original: The children act
  • Año: 2017
  • Duración: 105 min.
  • País: Reino Unido
  • Dirección: Richard Eyre
  • Guion: Ian McEwan, la película basada en su novela La ley del menor.
  • Música: Stephen Warbeck
  • Fotografía: Andrew Dunn
  • Reparto: Emma Thompson, Stanley Tucci, Fionn Whitehead, Jason Watkins, Ben Chaplin,

TE GUSTARÁ SI: 

Te gustan las películas donde se tratan temas polémicos, relacionados con las creencias de las personas.

PUEDES VERLA SI…

Tienes más de 16 años.

 

Poesía para llevar en el IES Miguel Catalán: nuestro poema

Como sabéis nuestro centro participa desde hace un par de años en el proyecto de innovación “Poesía para llevar”. Se trata de un proyecto en el que colaboramos 93 centros educativos aragoneses que, semanalmente, compartimos un poema que, previamente, se ha trabajado con los alumnos, las alumnas y sus familias.

Este año cambiamos la decoración del espacio donde se comparten estos poemas.  Abandonamos nuestro “restaurante poético” y construimos un “rincón hogareño poético” donde  se puede recoger y leer el poema cada semana. Ya os lo mostramos en otra ocasión y podéis verlo todos los días en el pasillo que conduce a la Biblioteca:

Y aquí podéis ver a un par de chicos leyendo los poemas:

A lo largo del curso estamos trabajando especialmente la vinculación del programa con las familias; con los alumnos y alumnas de 1º ESO estamos trabajando un cuaderno viajero de “Poesía para llevar”. Cada semana leemos el poema semanal en clase y uno de los alumnos o alumnas se lleva a casa el cuaderno para ilustrarlo a su gusto e incluir en él tanto su opinión o comentario sobre el poema como los de sus familias.

Este es nuestro fantástico “cuaderno viajero”

Nuestra aportación de este año para “Poesía para llevar” es el poema “La poesía” de Eugenio Montejo. La elección del poema ha venido dada porque nunca viene mal reflexionar sobre la naturaleza de la poesía, sobre todo en estos tiempos en los que la abundancia de poetas y poesía exige afinar el criterio. El autor, el poeta venezolano Eugenio Montejo, no ha aparecido todavía (creemos) en Poesía para llevar.  De su obra se ha dicho: “Son poemas musicales, inteligentemente humorísticos, de los que parecen sencillos, pero cuya composición revela talento poético y un gran dominio del lenguaje”.

LA POESÍA

La poesía cruza la tierra sola,
apoya su voz en el dolor del mundo
y nada pide
ni siquiera palabras.

Llega de lejos y sin hora, nunca avisa;
tiene la llave de la puerta.
Al entrar siempre se detiene a mirarnos.
Después abre su mano y nos entrega
una flor o un guijarro, algo secreto,
pero tan intenso que el corazón palpita
demasiado veloz. Y despertamos.

                              Adiós al siglo XX (1992)

Los alumnos y alumnas de 1º ESO han ilustrado y comentado también con sus familias el poema de Eugenio Montejo. Con todos los trabajos hemos hecho una exposición que, además, podéis ver en el siguiente vídeo:

Como siempre, incluimos los comentarios de todos los alumnos y alumnas que han participado en el programa con sus profesores y profesoras. Aquí están sus comentarios:

 

Y por último, los maravillosos alumnos y alumnas de Oratoria han recitado el poema y han elaborado este vídeo:

Austerlitz de W. G. Sebald: nuestra próxima lectura de Leer juntas/os

El pasado lunes nos reunimos de nuevo en la Biblioteca para comentar el libro La última mano que sostuvo la mía de Maggie O’Farrell. Fue, como siempre, una sesión muy interesante.

Presentamos allí nuestra siguiente propuesta de lectura; se trata de Austerlitz de W. G. Sebald. Como comenté en la sesión la idea de leer el libro vino de un artículo de Babelia, el suplemento cultural de El País, en el que los críticos y críticas de ese suplemento elegían los 21 mejores libros del siglo XXI. Si le echáis un vistazo a la lista comprobaréis que a lo largo de estos años hemos leído muchos de estos libros en el club de lectura.

Por esa razón, y saltándome con dolor el magnífico 2666 de Roberto Bolaño, que ya leí con el grupo de lectura Leer juntos que fundé en el IES Miguel Servet, me decidí por proponer la lectura del libro que ocupa el segundo lugar entre los libros más valorados por los críticos y críticas de El País.

AUSTERLITZ de W. G. SEBALD

W. G. SEBALD

Nació en Wertach (Alemania) en 1944 y murió en el cenit de su carrera literaria en un accidente de coche a la edad de 57 años, tras sufrir un infarto. Vivió más de treinta años en Inglaterra, fue catedrático de literatura europea en la Universidad de East Anglia; también fue fundador del Centro Británico para la traducción literaria.

Pese a no poseer una obra muy extensa, pocos  autores han tenido tanto impacto en tan poco tiempo. Sus libros ya disfrutan del reconocimiento reservado a los clásicos. No hay textos menores en su producción. Todos son necesarios y perdurables. Sebald fue un escritor tardío y de obra breve que asimiló las transformaciones introducidas en la novela por los grandes reformadores del género, alumbrando una escritura refractaria a límites y clasificaciones.

La obra de Sebald transita del ensayo al relato y de la palabra a la imagen; sus planteamientos renovadores actúan como bisagra entre dos siglos, generando un nuevo espacio donde la ficción se mezcla con el testimonio y la creación se confunde con el rigor documental.

Desde su primera obra, Vértigo (1990), se planteó reinventar la expresión literaria, incorporando al texto fotografías, dibujos, libretos de ópera o documentos oficiales. Este recurso, que ya no desaparecería, se completó con una prosa introspectiva, donde la exploración del yo no excluía el aliento poético o la reconstrucción histórica. Al igual que Robert Walser, Sebald adopta la mirada del paseante, recreando viajes reales o imaginarios, donde comparecen con la misma fuerza el dato biográfico y sus recuerdos como lector, mostrando la promiscuidad entre lo vivido y lo leído.

 

 

 

 

 

 

 

Los cuatro relatos de Los emigrados (1993) concitaron el entusiasmo de la crítica y con Los anillos de Saturno (1995), un libro de viajes que refería su peregrinación por el condado de Suffolk, llegó ese reconocimiento unánime que se manifestó con especial agudeza en las palabras de Susan Sontag, según la cual ningún otro autor había conseguido evidenciar hasta qué punto “la literatura puede ser, literalmente, indispensable”.

Sobre la historia natural de la destrucción (1999) explora un aspecto ignorado y menospreciado de la II Guerra Mundial: la destrucción de las ciudades alemanas. Sebald afirma que Alemania ha cerrado los ojos, negándose a comprender las causas que desencadenaron doce años de horror y envilecimiento.

En 2001 publicó Austerlitz, de la que nos ocuparemos más adelante. Póstumamente aparecieron Campo Santo, una recopilación de ensayos, y Sin contar, un libro de miniaturas poéticas o haikus, acompañado de grabados del pintor alemán Jan Peter Tripp.

AUSTERLITZ (2001)

La última obra de Sebald pertenece enteramente al ámbito de la ficción, pero es más que una novela. En ella se combina magistralmente el ensayo, la historia, la ficción y la vida, utilizando una prosa de poderoso aliento. Pertenece, pues, a un género impreciso, que comparte los atributos de la novela con los de la crónica de viajes, la historia intelectual y la biografía.

Zoo de Amberes, donde comienza la novela.

Austerlitz es una novela sobre la búsqueda de la propia identidad, sobre la naturaleza humana y un viaje por el turbulento siglo XX. La historia, narrada con complejas y largas oraciones –la inconfundible “frase Sebald”—nos cuenta la vida de Jacques Austerlitz, un profesor de Historia de la Arquitectura que, por casualidad, conoce al narrador en Amberes. Este narrador mezcla su narración con la del propio Austerlitz y explica las largas conversaciones que mantuvo con aquel taciturno interlocutor a través de treinta años, desde finales de los años 60 a finales de la década de los 90, cuando, en periodos breves, separados por largos años de silencio e incomunicación, pasearon y conversaron sobre la vida. El autor pasa de un tema a otro sin transición alguna, intercalando digresiones sucesivas hasta convertir el relato entero en un laberinto en el que, de pronto, aparece la salida. De esta forma, mediante una estructura narrativa que recuerda a Thomas Mann o a Joyce, Austerlitz va desgranado el pasado que ha ido descubriendo.

La Estación Central de Amberes donde se produce el primer encuentro entre Austerlitz y el narrador.

La voz narradora elegida por Sebald para hilar el relato es el narrador testigo, basada en el recurso narrativo de “contar  a través de otro” que logra, por un lado, reforzar la sensación de extrañamiento y desarraigo que experimenta el propio Austerlitz y por otro, nos permite acceder lentamente al relato, implicarnos emocionalmente con la historia al compartir el mismo grado de conocimiento y empatizar con este personaje y su búsqueda identitaria.

Invierno de Lucas van Valckenborch (1595), una de las obras pictóricas a las que se alude en la novela. Austerlitz reflexiona sobre el tiempo observando la figura amarilla caída en el hielo que se aprecia a la derecha del cuadro.

Sebald levanta un edificio narrativo poético, duro, salpicado de sugerentes y misteriosas fotografías antiguas que aportan verosimilitud a un relato apasionante y reflexivo. Su maestría narrativa nos lleva por la Europa desgarrada de la II Guerra Mundial, de los guetos, de los campos de exterminio, del exilio, la posguerra y el telón de acero, hasta recalar en  el final del siglo.

Templo masónico en el Great Eastern Hotel

También es un viaje arquitectónico deslumbrante por ciudades y monumentos, estaciones de tren, palacios, balnearios y otros edificios que pueden ser calificados de no-lugares, espacios de anonimato por los que transita el protagonista sin establecer ningún tipo de conexión afectiva o de pertenencia.

Palacio de Justicia de Bruselas

Austerlitz pasa por ser la obra maestra de Sebald y seguramente lo es. En ella se encuentran todas las influencias que Pablo D’Ors enumeraba en una excelente crítica: Kafka en el destierro del personaje, Montaigne en la ironía, Hesse en el amor a la naturaleza, Bernhard en la sintaxis, Sarraute en el culto a los objetos, Sterne en el ir y venir del narrador, Goethe en el afán por el viaje y el romanticismo no barroco…

Campo de concentración de Terezin

 Austerlitz ya es un clásico, uno de esos libros necesarios que revelan el poder de la literatura para explorar las emociones, sin escamotear ese misterio inherente a la condición humana. Europa ya es inseparable de Auschwitz. Pocas obras se han acercado tanto al corazón del hombre sin pretender hallar coherencia en un territorio donde anidan el miedo y el anhelo de comprensión.

Espero que disfrutéis tanto de la lectura como yo lo he hecho. Nos vemos el próximo día 17 de febrero.

 

La primera mano que sostuvo la mía de Maggie O’Farrell

El pasado lunes nos reunimos para comentar el libro Claroscuro de Nella Larsen; como siempre, antes de comenzar, dedicamos unos minutos a presentar la siguiente lectura. Se trata en este caso de una novela de la novelista irlandesa Maggie O’Connell, titulada La primera mano que sostuvo la mía.

LA AUTORA: MAGGIE O’FARRELL

Nacida en Irlanda del Norte y criada en Gales y Escocia, Maggie O’Farrell es la autora de una extraordinaria autobiografía (Sigo aquí) en la que narra las diecisiete ocasiones en las que ha estado a punto de morir. Además de esta obra ha escrito siete novelas de las que solo tres se han traducido al castellano. Las dos primeras —La extraña desaparición de Esme Lennox e Instrucciones para una ola de calor— las editó Salamadra y la tercera, Tiene que ser aquí fue uno de los mayores éxitos de Libros del Asteroide en 2017, una novela compleja y ambiciosa, con personajes bien trabados, sobre crisis vitales y vidas superpuestas. Tras esta obra, las expectativas sobre la autora eran muy altas y su siguiente novela La primera mano que sostuvo la mía no ha decepcionado.

LA PRIMERA MANO QUE SOSTUVO LA MÍA

Escrita en 2010 y ganadora del Costa Novel Award, la novela se nutre de nuevo de los secretos y las complejas relaciones familiares para urdir una trama en torno al amor y la maternidad, el arte, la traición, el misterio y dos mujeres separadas por varias décadas en cuyas vidas confluyen extraños paralelismos.

Precisamente una de las mejores cualidades de Maggie O’Farrell como novelista es su maestría para, a modo de espirales caóticas que encuentran su sentido al final.

En la trama se alternan dos historias, que transcurren en dos tiempos históricos distintos, por un lado, se nos presenta a Alexandra (o Lexie), una chica que escapa de su hogar familiar en un pueblo de Irlanda del Norte para alejarse de lo conocido y fundirse en el mundo frenético del Londres de los años 50 y, por otro Elina, una joven artista finlandesa, afincada en el Londres contemporáneo, que acaba de dar a luz a un bebé tras un complicado parto. Ambas historias van creciendo y además se alimentan una a la otra por oposición.

En la presentación de los dos personajes femeninos, O’Farrell muestra otros de sus grandes valores como escritora: su asombrosa capacidad para adentrarse en el mundo de los sentimientos y un virtuosismo en el dominio del punto de vista y sus virajes. Por un lado, el personaje de Lexie recuerda a las heroínas de Edna 0’Brien con su libertad, su rebeldía innata y su valentía al hacer sus elecciones vitales. Por otro lado, Elina, inmersa en un estado de estupor tras un complicado parto, mientras hace frente a una maternidad que ha trastocado completamente su estilo de vida.

Además, poco a poco va cobrando más importancia la figura de Ted, el padre del bebé que Elina amamanta. Sus emociones también son complejas y abrazan desde la felicidad, la preocupación por la salud de Elina, la envidia por la relación inexpugnable que tienen madre e hijo o el complejo de inutilidad. Profundamente conmocionado por haber estado a punto de perder a su novia, comienza a revivir angustiosos recuerdos ocultos que terminarán de configurar la trama.

A lo largo de la novela, con el sutil manejo de la estructura que hemos comentado, todas las historias y los personajes se entrelazan, van conectando sus sensibilidades hasta sumergirnos en las aguas profundas de la maternidad y la primera infancia, sin por ello obviar las complejidades de la vida en pareja y de la vocación artística.

El comienzo de la novela puede desconcertar por el estilo directo con el que arranca, en un presente inmediato y  con una apelación al lector antes de introducir el escenario de los hechos: “Verás. Los árboles de esta historia empiezan a agitarse, tiemblan, se recolocan.” Y en realidad, aunque la historia alterne diversos tiempos y espacios, y se narre siempre desde una tercera persona omnisciente, mantiene un presente eterno, mostrando momentos de gran intensidad focalizados en el punto de vista de sus protagonistas y en la exactitud y ambigüedad del presente, aunque intercalado entre sí como un collage hecho de instantáneas. De este modo, nos transmite una impresión de continuum de sensaciones y dilemas vitales a través de los tiempos, efecto muy apropiado para acompañar el tema de fondo de la novela: la desmitificación –o el cuestionamiento–  de la maternidad.

La maternidad resulta un desajuste terrible para los personajes del libro y actúa como el resorte que hace que los personajes buceen en su propia identidad. Elina, agotada y perpleja, se pregunta qué le ha ocurrido en un lapso de tiempo tan corto como para haberse convertido en una mujer con un pijama sucio, llorando junto a la ventana, una mujer sacudida a menudo por el deseo de salir corriendo a la calle para pedir ayuda: que alguien la saque de ahí.  Por otro lado, Lexie, más allá de su vida de bohemia, periodismo activo y viajes, acaba teniendo un hijo también, y se encuentra con la necesidad de compaginar sus necesidades como mujer con las necesidades del bebé.

Lo que más apreciamos, en fin, en La primera mano que sostuvo la mía es la complejidad de los sentimientos y cómo estos son llevados a escena de manera magistral: la conexión madre hijo en la primera infancia que se produce entre neblinas, el niño despertando al mundo y a la memoria, la madre, trastornada, volviendo también a nacer de algún modo, sin dejar de ser ella misma; cómo permanece ese lazo como una vibración de fondo, a través de relámpagos, emociones soterradas que pueden gobernar una vida entera. Asimismo, a modo de sutiles conexiones eléctricas, de movimientos circulares infinitos, se trenzan recuerdos y vivencias en la sutil narrativa de Maggie O’Farrell.

SABER MÁS…

Podéis ver aquí la entrevista que hicieron a la autora en el programa Página 2 con motivo de la publicación de Tiene que ser aquí:

En el mismo programa, Maggie O’Farrell contesta a un cuestionario literario:

Llévate un Pack Lector para estas vacaciones

En la Biblioteca del IES Miguel Catalán os hemos preparado esta semana un “pack lector” para que lo disfrutéis durante las vacaciones de Navidad. Estos “pack” consisten en una bolsa que contiene un libro y una película relacionados entre sí.

Estos son los “packs lectores” que hemos creado hasta ahora:

Diapositiva1

Las normas de préstamo son muy básicas y os las hemos resumido aquí:

Si os apetece tomar prestado alguno de estos pack, daos prisa, porque están volando de la mesa de la Biblioteca…