Las esposas de Los Álamos de Tarashea Nesbit: nuestra próxima lectura

 

510WFHQICRL.jpg

El pasado lunes nos reunimos en el club de lectura para comentar La sonrisa de Mandela de John Carlin. Como en otras ocasiones, presentamos la siguiente lectura. En esta sesión una de las miembros del grupo de lectura, Rosa Tejedor, propuso la lectura de Las esposas de Los Álamos y nos explicó de manera magistral algunas de las cuestiones científicas y técnicas con las que están relacionados algunos de los aspectos del libro.

Esta es el material que nos preparó Rosa y a la que agradecemos enormemente su esfuerzo y su colaboración:

TARASHEA NESBIT (1981)

nesbit-tarashea.jpeg

TaraShea Nesbit nació en 1981 en Dayton, Ohio, una sede menos conocida que Los Álamos del Proyecto Manhattan, pero igualmente secreta. Es profesora (Assistant profesor) de ficción y no ficción en la Universidad de Miami en Ohio.

En este vídeo podéis encontrar información sobre el libro y su autora:

Las esposas de Los Álamos, TaraShea Nesbit from El Cuarto de las Maravillas on Vimeo.

La ecuación de Einstein, propuesta en 1905, relaciona la masa y la energía de forma directa (E=mc2), siendo la constante de proporcionalidad la velocidad de la luz (c=300.000.000 m/s) al cuadrado. De esta forma, Einstein estableció que todo proceso que transcurre con una variación de energía lleva asociado un cambio de masa.

Masa y energía son manifestaciones de una misma cosa”, A. Einstein.

Es necesario relacionar la ecuación de Einstein con otros descubrimientos, también de principios del siglo XX, para comprender sus implicaciones y posibilidades. El descubrimiento de la radiactividad por parte de Becquerel y los trabajos derivados de este fenómeno realizados por Pierre y Marie Curie pusieron de manifiesto que existen procesos de transformación de la materia en los que la variación de la masa es significativa y, por tanto, el intercambio de energía con el entorno enorme. En 1938 Hahn y Strassman, con la colaboración de Meitner, bombardearon uranio con neutrones obteniendo elementos más ligeros que el uranio. Casi inmediatamente, Meitner y Frisch explicaron teóricamente este proceso, que se denominó fisión nuclear. El contexto histórico de estos descubrimientos, cercanos al inicio de la II Guerra Mundial, determinó que la primera aplicación directa de una reacción nuclear fuera un arma.

La entrega a Roosevelt de la carta Szilard-Wigner, firmada por Einstein, en la que informaban de la posibilidad de fabricar armas basadas en reacciones nucleares de una potencia destructiva desconocida hasta entonces, fue el inicio del Proyecto Manhattan (1942). Este proyecto de investigación y desarrollo tuvo un doble objetivo: construir una bomba nuclear y conseguirlo antes que los científicos de la Alemania nazi. Los científicos del momento, al menos los más implicados en el proyecto, ya sabían que iban a desarrollar la primera arma capaz de provocar la extinción de la vida en la Tierra.

En el vídeo que viene a continuación podéis oír  la opinión de uno de los creadores de la primera bomba nuclear sobre su creación. Robert Oppenheimer fue un físico estadounidense que dirigió el proyecto Manhattan. Sus palabras en este vídeo se refieren a lo que él había ayudado a crear y que destruyó tantas vidas en Japón en la Segunda Guerra Mundial. Entendiendo claramente lo que había hecho y aterrorizado por el futuro que esto auguraba, después de las bombas en Japón, luchó a favor del control internacional de las armas nucleares y para evitar el desarrollo de la bomba de hidrógeno. Sus contemporáneos lo encontraron convincente. Sus mejores estudiantes lo reverenciaban. Muchas mujeres lo adoraban. Sus colegas apreciaban su mente rápida, erudición y brillantez como teórico, y admiraban su liderazgo. Pero en el recuento final, Oppenheimer tuvo una vida trágica, la vida de un hombre que fue exitoso como un fabricante de armas y no como un pacificador.

Hoy, los físicos que participamos en la búsqueda del arma más formidable y peligrosa de todos los tiempos…no podemos dejar de advertir una y otra vez: no podemos ni debemos escatimar esfuerzos para hacer que las naciones del mundo, y especialmente sus gobiernos, sean conscientes del desastre indescriptible que seguramente provocarían a no ser que cambien su actitud unos hacia otros y hacia la tarea de construir el futuro. Ayudamos a crear esta arma nueva para prevenir que los enemigos de la humanidad la logren antes que nosotros. Esto, con la mentalidad de los nazis, significaría una destrucción inconcebible, y la esclavitud del resto del mundo…” A. Einstein.

Los recursos de personal y de dinero que se asignaron al proyecto fueron enormes y las medidas de seguridad para evitar filtraciones férreas. Las ubicaciones del Proyecto Manhattan fueron numerosas y secretas. El objetivo principal de la mayoría de los laboratorios era disponer de combustible nuclear. El Laboratorio Nacional de Los Álamos (Nuevo Méjico) fue el laboratorio central del Proyecto Manhattan que se ocupó del diseño de las bombas y su construcción.

En este contexto se enmarca Las esposas de Los Álamos, que no se ocupa de los aspectos científicos del Proyecto Manhattan, ni siquiera de los investigadores, sino de la vida en Los Álamos, en un lugar tan secreto que su dirección durante el periodo del proyecto era un apartado postal. Las mujeres, como un personaje colectivo, son las narradoras de una vida que, en muchos casos, no han elegido. Están dentro de uno de los desarrollos científicos que más han condicionado la política y el desarrollo social, pero ellas se preocupan del agua marrón que sale por el grifo, de sus hijos, de sus maridos, de los cotilleos, de sus padres a los que no les pueden decir dónde están, de sus hermanos muertos, de la guerra, de sus trabajos mal pagados, en definitiva, de su vida.

ALGUNOS PERSONAJES REALES DEL LIBRO

En Las esposas de Los Álamos aparecen los siguientes personajes reales:

200px-Leslie_Groves.jpg

El general Leslite Groves.

200px-Niels_Bohr.jpg

Niels Böhr: físico danés Premio Nobel de Física en 1922

enrico-fermi-chalkboard_2.jpg

Enrico Fermi: físico italiano Premio Nobel de Física en 1938

220px-Bundesarchiv_Bild183-R57262,_Werner_Heisenberg.jpg

Werner Heisenberg: físico alemán Premio Nobel de Física en 1932

CAMBIO DE FECHAS PARA LAS SESIONES DE MARZO, ABRIL Y MAYO

Por último, comentamos que por un error en la planificación de principios de curso, teníamos que modificar las fechas de las sesiones de marzo, abril y mayo, que quedan finalmente así:

  • 11 de febrero
  • 11 de marzo
  • 8 de abril
  • 6 de mayo

 

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la biblioteca ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos mal intencionados, difamatorios o publicitarios.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .