Algunas cosas curiosas sobre las Bibliotecas

 

¿CUÁL ES LA BIBLIOTECA MÁS GRANDE DEL MUNDO?

La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos realiza su mayor liberación de datos online.jpgLa Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos es la biblioteca más grande del mundo con mas de 158 millones de documentos (libros, vídeos, mapas, partituras, etc.). En 2017 esta Biblioteca liberó más de 23 millones de registros sobre material audiovisual, desde 1968 en adelante. Estos datos se pueden consultar gratuitamente en su página web.

LAS BIBLIOTECAS Y LOS PRÉSTAMOS

Halle_in_einem_assyrischen_Palast.jpg

Reconstrucción ideal del palacio de Asurbanipal

Uno de los problemas habituales de las bibliotecas modernas  es el de la sustracción de libros por parte de los usuarios, pero ese no parece ser un problema exclusivamente moderno. En 1872, los arqueólogos George Smith (1840-1876) y Hormuzd Rassam (1836-1910), que trabajaban en las ruinas de Nínive, concretamente en el que fuera Palacio de Asurbanipal (el rey asirio del siglo VII a.C.  también conocido con su nombre griego de Sardanápalo), observando las numerosas tablillas de arcilla que formaban parte de la gran biblioteca de este rey (se cree que contenía más de 30000 volúmenes), descubrieron en sus bordeas unas marcas con anotaciones relativas a las materias que contenían, asi como una severa advertencia contra su sustracción: “Al que se lleve esta tabla, abrúmenle Asar y Belit con su ira, y borren su nombre y posteridad de la faz de la tierra”.

HOUGHTON-HALL-LIBRARY-1-PH2_0577-e1486048294882.jpg

Biblioteca de Houghton Hall

Alrededor de 1667, la Biblioteca del Sidney Sussex College de Cambrigde prestó un ejemplar en alemán de una obra del arzobispo de Bremen, editada en 1609 al coronel Robert Walpole. El libro, nunca devuelto, fue encontrado en 1955 por el profesor John Plumb en la biblioteca particular del marqués de Cholmondeley, en Houghton Hall, Norolk. El profesor devolvió finalmente el libro a su biblioteca de origen, 288 años después del préstamo. Afortunadamente, no cobraron multa por la demora.

EL TESORO DEL REMEDIO DEL ALMA

220px-BD_Hunefer_cropped_1.jpg

En el antiguo Egipto las bibliotecas eran llamadas los “tesoros de los remedios del alma” porque por ellas se podía ‘curar’ la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades.

EL LIBRO MÁS ROBADO DE LAS BIBLIOTECAS

9788408193098.jpg

Siguiendo con el tema de los robos en las Bibliotecas, resulta curiosamente irónico que el libro más robado en las bibliotecas de Estados Unidos es, precisamente, el Libro Guinness de los Récords.

EN ESTADOS UNIDOS HAY MÁS BIBLIOTECAS QUE MAC DONALD’S

No mucha gente sabe que en Estados Unidos hay más bibliotecas públicas que Mac Donalds; asimismo en Norteamérica hay más personas con carné de la Biblioteca que con tarjeta de crédito.

LOS MEJORES Y PEORES PAÍSES PARA LOS AMANTES DE LOS LIBROS

A la cabeza de países con mayor número de bibliotecas por cada 100.000 habitantes están Eslovaquia con 138, Palaos con 113 y Finlandia con 110. A la cola estarían países como Somalia, Yemen y Níger. Países en los cuales la presencia de bibliotecas es nula o prácticamente insignificante.

¿Y España? España tiene 10 bibliotecas por cada 100000 habitantes; Estados Unidos tiene 30.

La Escuela de Estudios de Información de la Universidad de Siracusa ha creado una  infografía en la que muestran cuales son los 20 mejores y los 20 peores países en función del número de bibliotecas por cada 100.000 habitantes:

infographic_best-and-worst-countries-for-book-lovers.jpg

LA BIBLIOTECA FLOTANTE MÁS GRANDE DEL MUNDO

a43c3faf-abb3-39e1-b67a-062c39e12298.jpg

El trasatlántico Queen Mary 2 alberga la biblioteca flotante más grande del mundo. Los pasajeros de este barco tienen a su disposición más de 6000 volúmenes para leerlos mientras dura su travesía de Londres a Nueva York.

LA PRIMERA BIBLIOTECA AMBULANTE

Dromedarios_en_el_desierto.jpg

Quizás la biblioteca más curiosa que haya existido en la historia de la humanidad es la del visir persa Abdul Kassem Ismael, conocido como Saheb, “el Compañero”, nacido en 936 y muerto en 995. La biblioteca constaba de 117.000 volúmenes y era una biblioteca portátil pues el sabio la trasladaba sobre unos cuatrocientos camellos, adiestrados de tal forma que avanzaban en fila, sin cambiar de ubicación, para así mantener el orden alfabético de los volúmenes. Los bibliotecarios del gran visir podían localizar con rapidez cualquiera de los títulos que éste solicitara en sus urgencias intelectuales con sólo consultar el catálogo disponible en las jorobas.

BIBLIOBURRO

descarga (1).jpg

El Biblioburro es una biblioteca itinerante que distribuye libros con la ayuda de dos burros, Alfa y Beto. Este programa fue creado en La Gloria, Colombia, por Luis Soriano.

EXISTEN BIBLIOTECAS QUE, ADEMÁS DE LIBROS, ALQUILAN PERSONAS…

Screenshot_2018-10-21 The Human Library - Check Out A Living Book And Listen To Their Story.png

Existen más de 150 Bibliotecas Humanas el mundo. La idea de las Bibliotecas Humanas nació en Dinamarca con una ONG llamada Stop the Violence y fue exportada a más de 60 países con la ayuda del Consejo de Europa.

En una Biblioteca Humana puedes “alquilar” personas que han vivido experiencias difíciles en su vida para que te hablen sobre ello. Es una manera de luchar contra los estereotipos que fomentan la exclusión.

LAS BIBLIOTECAS DE ARTE ALEMANAS

Arte.jpg

Imagen: Fuse/Thinkstock

En Alemania existen las llamadas Bibliotecas de Arte que te permiten alquilar por un precio módico una pintura o escultura para que la disfrutes en tu casa durante un mes y la devuelvas después.

LA BIBLIOTECA MÁS ANTIGUA TODAVÍA EN FUNCIONAMIENTO

library2.jpg

La Biblioteca más antigua todavía en funcionamiento se encuentra en  el Monasterio de Santa Catalina en Sinaí (Egipto). Esta biblioteca guarda la segunda colección más extensa de códices y manuscritos del mundo, solo superada en número de ejemplares por la Biblioteca Vaticana. En ella se pueden encontrar unos 3500 volúmenes escritos en griego, copto, árabe, armenio, hebreo, georgiano, siriaco y otras lenguas.

BIBLIOTECA DE MANUSCRITOS Y LIBROS RAROS

LV_20140220_LV_FOTOS_D_54402409676-kuRC-U44412870517Kq-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Manuscrito Voynich

La Biblioteca Beinecke de Manuscritos y Libros Raros pertenece a la Biblioteca de la Universidad de Yale (Conneticut, Estados Unidos). Su nombre habla por sí mismo: se especializa en libros raros, por los que suelen consultarla son investigadores en su mayoría. Es la actual poseedora del Manuscrito Voynich, escrito hace unos 500 años por un autor desconocido en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible (el denominado voynichés). También resguarda un ejemplar de la primera Biblia de Gutenberg, el primer libro procedente de una imprenta de tipos móviles.

BIBLIOCLASTAS O DESTRUCTORES DE BIBLIOTECAS

images (1).jpg

A lo largo de la historia el fanatismo, las guerras, la censura o la ignorancia ha destruido numerosas bibliotecas.

Bibliotecas de los templos del primer periodo intermedio

En el Papiro de Ipuur, poema histórico del Antiguo Egipto, se describe cómo fueron arrasadas, entre otras riquezas, las bibliotecas de muchos templos en la revolución social que acabó con el Imperio Antiguo. No fue la última vez: Heródoto cuenta que, en 525 a.C., el rey persa Cambises invadió Egipto y quemó todos los papiros de las bibliotecas sagradas

La fortaleza de los espíritus

En el edificio denominado La fortaleza de los espíritus, situado dentro del palacio del rey peras Darío I, se guardaban los arcivos reales grabados en plomo y estaño en la sala 33 del tesoro. La fortaleza fue incendiada por los enemigos de Darío y solo se salvaron dos manuscritos de Zoroastro, que sucumbirían al fuego siglos más tarde en la Biblioteca de Alejandría.

La Biblioteca de Alejandría

Las crónicas históricas cuentan que cuando las tropas árabes del califa Omar (581-660) tomaron la ciudad de Alejandría en el año 641  quemaron durante seis meses los miles de manuscritos de su famosa biblioteca para mantener el fuego de los 4000 baños públicos de la ciudad. De esta forma se consumó la desaparición del centro cultural más importante del mundo clásico, junto al Museo de aquella misma ciudad. La Biblioteca de Alejandría había sido fundada por Tolomeo I Sóter (355-283 a.C) en el siglo III a. C. perviviendo hasta el III de nuestra era. Pero su deterioro había comenzado mucho antes. En el año 47 a. C. al entrar Julio César en la ciudad, un incendio, que comenzó en el puerto, alcanzó la  Biblioteca, destruyendo casi por completo el edificio que la albergaba y muchos de sus fondos. No obstante, la Biblioteca fue reconstruida, aunque nunca recuperó su anterior esplendor. En el año 270, un grupo de fanáticos cristianos, considerando que algunos de los manuscritos guardados en la Biblioteca eran contrarios a su fe, incendiaron nuevamente el edificio, apagando casi totalmente su actividad, que aun así perduró, muy mermada, hasta que el califa Omar acabó definitivamente con ella.

La biblioteca de Pisístrato

El tirano griego Pisístrato, gobernador de Atenas en el siglo VI a.C., fue un mecenas de las artes y las letras que inició la construcción de teatros y reunió en su biblioteca grandes obras del período, como la Odisea y la Ilíada de Homero. La colección fue saqueada por el rey persa Jerjes, hijo de Darío I el Grande.

La Biblioteca de los Papas en Letrán

En esta residencia papal se guardaban numerosos libros de diversos autores clásicos griegos y latinos. Gregorio I, el pontífice conocido como “el cónsul de Dios”, ordenó quemarlos –entre ellos, ejemplares de Cicerón o Tito Livio– con el siguiente argumento: “Los jóvenes prefieren esas lecturas al Nuevo Testamento”.

Una biblioteca destruida por el dolor

El príncipe  Mahmud Al-Dawla Ibn Fatik era un gran poeta que escribía y leía todas las noches y que reunió una fabulosa biblioteca en El Cairo. Su viuda, desconsolada tras la muerte del príncipe, desahogó su pena arrasando la biblioteca.

La Biblioteca de Trípoli

Después del éxito de la Primera Cruzada, los caballeros cristianos sitiaron Trípoli durante más de seis años. La ciudad cayó al fin el 12 de julio de 1109. Los cruzados la saquearon y, entre otras muchas tropelías, prendieron fuego a la Biblioteca de Trípoli con sus cien mil “perversos” volúmenes.

La Biblioteca de Constantinopla

Cuando los turcos del Imperio otomano tomaron la capital de Bizancio, acabaron el trabajo de devastación de la Biblioteca de Constantinopla, pero no fueron los primeros. El emperador León III el Isaurio, en el siglo VIII, había quemado parte de los miles de rollos de esta espléndida colección creada por Constantino.

La Biblioteca de la Madraza de Granada

La biblioteca de la Madraza de Granada, primera Universidad de la ciudad, fue asaltada por las tropas del cardenal Cisneros a finales de ese año, en la última etapa de la Reconquista. Los libros fueron llevados a la plaza de Bib-Rambla y quemados en una gran hoguera pública.

Anuncios

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la biblioteca ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos mal intencionados, difamatorios o publicitarios.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.