Archivo diario: 13 de marzo de 2018

N.º 30 de “Poesía para llevar”: “Seres dicotómicos” de Diana Viñuales

Dicotoma.jpg

El poema número 30 nos llega desde el IES Pirámide y es uno de esos descubrimientos que tanto nos están haciendo disfrutar este curso. Se titula «Seres dicotómicos» y es de Diana Viñuales, una joven poeta que todavía no ha publicado ningún libro, pero que tiene dos blogs en los que se pueden leer sus creaciones literarias y sus reflexiones: http://enpreteritoimperfecto.blogspot.com.es/ y http://d-sliceoflife.blogspot.com.es/ 

SERES DICOTÓMICOS
Diana Viñuales Alós (Huesca, 1992-)

Fui vino de reserva, fui mala cosecha.
Quise ser poesía y me convertí en trabalenguas.
Era piedra en el camino cuando creía ser bastón de ciego.
Fui estrella polar, fui agujero negro.
Resurgí de cenizas, pero me volví a quemar.
Quise ser misterio y resulté obviedad.
Fui patito feo, fui cisne, fui carne de cañón.
Era una ignorante cuando creía tener razón.
Fui aguja en un pajar, fui puta sin cobrar.
Resurgí de cenizas, pero me volveré a quemar.
Tú me dirás que la voluntad era mía.
Yo te diré que no quise querer jamás.

Publicada en el blog En pretérito imperfecto (2014)

N.º 29 de “Poesía para llevar”: “Tareas domésticas” de Allen Ginsberg

 

62a569c9a19b1b583957647ef35fac33.jpg

 

El número 29 nos llega desde el IES Tiempos Modernos y es un contundente poema de uno de los principales representantes de la Generación Beat norteamericana Allen Ginsberb. El poema se titula Tareas domésticas y, como muy bien señalan los alumnos y alumas del IES Tiempos Modernos, tras ese irónico título se esconde una demoledora crítica de nuestro mundo.

 TAREAS DOMÉSTICAS
Allen Ginsberg (USA, 1926-1997)

Homenaje a Kenneth Koch

Si estuviera haciendo mi colada lavaría mi sucio Irán
Echaría dentro también mis Estados Unidos, y añadiría el jabón Marfil, frotaría
África, devolvería todas las aves y elefantes a la selva,
Lavaría el río Amazonas y limpiaría el petróleo del Caribe & Golfo de Méjico,
Arrancaría el smog del Polo Norte, pasaría el trapo a todos los oleoductos de
Alaska,
Frota que frota y frota los Rocky Flats y Los Álamos, arrastraría ese rutilante
cesio del Canal del Amor
Enjuagaría la lluvia de ácido sobre el Partenón & la Esfinge,
Decantaría el cieno de la cuenca del Mediterráneo & le devolvería su color azul,
Pondría algo de añil en el cielo sobre el Rhin, pasando por lejía las pequeñas
nubes para que la nieve volviera a ser blanca como la nieve,
Limpiaría el Hudson, Támesis & Neckar, Quitaría la Espuma del lago Erie
Después esparciría la enorme Asia en un gigantesco montón & la limpiaría de
sangre & de Agente Naranja
Arrojaría enteras Rusia y China al escurridor, estrujaría el blanco grisáceo del
estado policial Centroamericano de los Estados Unidos,
pondría al planeta en la secadora & le dejaría estar 20 minutos o un Eón hasta
que saliera limpio.

26 abril 1980

Oda plutoniana y otros poemas (1977-1980)

Si queréis leer la versión original en inglés:

HOMEWORK

Homage Kenneth Koch

If I were doing my Laundry I’d wash my dirty Iran
I’d throw in my United States, and pour on the Ivory Soap, scrub up Africa, put all the birds and elephants back in the jungle,
I’d wash the Amazon river and clean the oily Carib & Gulf of Mexico,
Rub that smog off the North Pole, wipe up all the pipelines in Alaska,
Rub a dub dub for Rocky Flats and Los Alamos, Flush that sparkly Cesium out of Love Canal
Rinse down the Acid Rain over the Parthenon & Sphinx, Drain Sludge out of the Mediterranean basin & make it azure again,
Put some blueing back into the sky over the Rhine, bleach the little Clouds so snow return white as snow,
Cleanse the Hudson Thames & Neckar, Drain the Suds out of Lake Erie
Then I’d throw big Asia in one giant Load & wash out the blood & Agent Orange,
Dump the whole mess of Russia and China in the wringer, squeeze out the tattletail Gray of U.S. Central American police state,
& put the planet in the drier & let it sit 20 minutes or an Aeon till it came out clean.

Boulder, April 26, 1980

HOWL (AULLIDO)

Podéis ver también este documental/docudrama que hizo la HBO sobre Aullido.  Es muy interesante no solo por todo  el juicio al editor del poema  relacionado con la libertad de expresión sino también porque se recrean las opiniones de Ginsberg sobre la poesía y se muestra el cambio de visión y de sujeto poético que introduce la generación beat:

Desde “Poesía para llevar” nos recomiendan también la potente versión que hizo José Luis Estebán de Aullidos en su espectáculo Yonkis de la poesía:

Un hijo de Alejandro Palomas: nuestra próxima lectura en “Leer Juntos Miguel Catalán”

 

9788424659691.jpg

La verdad. Qué cierto es eso de que cuando llevamos mucho tiempo buscando la verdad, el día que por fin la descubrimos llega lo más difícil. ¿Qué hacer con ella? Lo curioso no es tanto haberla tenido delante de nuestros ojos todo el tiempo y no haber sabido verla hasta el último momento. Lo realmente curioso es que cuando por fin aparece, la verdad no permite largos plazos. Exige actuar, normalmente con urgencia.

EL AUTOR

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en Filología Inglesa y Master en Poesía por el New College de San Francisco. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores como Katherine Mansfield, Gertrude Stein, Willa Cather o Jack London. Entre otras, ha publicado las novelas El tiempo del corazón (2002) (por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac), Tanta vida (2008), El secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009). En 2011 publicó El tiempo que nos une. Ese mismo año fue finalista del Premio Primavera de Novela con El alma del mundo.

En 2013 publicó el libro de poesía Entre el ruido y la vida, en 2014 la novela Una madre y en 2015 Un hijo, por la que ha obtenido el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil este año. Su novela más reciente ha sido Un perro (2016), que forma una trilogía junto a Una madre y Un hijo, tetralogía tras Un amor.  A finales de este mismo año publicó Las dos orillas, su primer libro ilustrado.  Es el ganador de la última edición del premio Nadal, por su novela, Un amor. (Una familia, 24 horas antes de una boda, todo bien; una llamada, todo va mal…y empieza la vida. Alejandro Palomas)

Es un honor para nosotros recibirlo en el Centro. El año pasado, el Club de lectura del IES Miguel Catalán abordó lectura de Una madre. Durante este curso, nuestros alumnos de 4º de ESO han disfrutado con Un hijo. Por ello, y desde la Biblioteca,  el pasado mes de noviembre solicitamos participar en el programa “Leer te da vidas extra” del Ministerio de Educación y nos han concedido la asistencia de Alejandro Palomas al Centro para dar una charla a los alumnos.  La visita será el 8 de mayo.

Violando la ley no escrita del Club de lectura del IES Miguel Catalán de no repetir autores,  no hemos querido  dejar escapar la ocasión de que padres y alumnos compartan lectura. En seis años de existencia  de este Club de lectura, es la primera vez que sucede.          

UN HIJO (2015)

Publicada en 2015 obtuvo el  premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil de 2016. Estos son los motivos del Jurado: por su obra polifónica, profunda y emotiva que trata con originalidad temas actuales. Sus personajes van creciendo dentro de una trama que engancha al lector.

Guille es un niño feliz, introvertido, estudioso y lector. Su única amiga de clase es Nazia, una niña india que, como él, es nueva en el centro. Su madre  se ha ido unos meses a Dubai, por motivos laborales. Guille no habla nunca de ella. Tras una clase en la que Guille declara que de mayor quiere ser Mary Poppins, su profesora, Sonia, se pone en contacto con el padre de Guille, (Manuel Antúnez). Tras esta conversación  y ante la certeza de que algo raro está ocurriendo, Sonia deriva al niño a la orientadora del centro, María. La novela lo es de personajes, que, al igual que en el resto de la narrativa de Palomas, tienen casi más peso que los hechos.

Estos cuatro personajes son, a su vez, otros tantos narradores, puesto que se trata de una novela coral, que nos muestra diferentes versiones de la trama, lo cual enriquece la narración. Los capítulos están en sus manos, siempre en primera persona y a través lo que nos cuentan y de cómo lo cuentan los conocemos mejor.  Aunque evidentemente se trata  una novela coral, la narración corre principalmente a manos de María (que toma la palabra en quince capítulos) y de Guille  (doce capítulos). Manuel es la voz narradora en dos capítulos y Sonia tan solo en uno. Y todos confluyen en un centro de atención: Guille.

El autor entra en la cabeza y en el discurso  del niño de forma que recuerda a aquella Beatriz de nueve años de Primavera con una esquina rota de Benedetti. Palomas reproduce el pensamiento, los sentimientos y el discurso de un niño, y lo hace con maestría.

El propio Palomas ha declarado que, al no conocer a ningún niño de nueve años, tuvo que fijarse en sí mismo, en su infancia. Un niño que en su infancia sufrió un trauma que no supo encarar y tuvo que asistir a terapia. La idea de la novela nació a  partir de un encuentro  con su terapeuta. Para escribirla, volvió a ser un niño, incluso adaptó su rincón de escritura a la estatura de un niño, para ver con los ojos de un niño, pensar con la mente de un niño y hablar con el lenguaje de un niño.

Manuel, el padre, se esconde como narrador tanto como el personaje. Es un hombre de pocas palabras. Lo conocemos a través de Guille y de sus  conversaciones con María. Su vida no es fácil, el tránsito de una vida familiar estable  a la situación que vive en la novela, ha sido muy brusco: se ha quedado en paro y solo para cuidar de su hijo. Vive abrumado por la tristeza. En palabras del autor, son Guille y Manuel los que llevan el peso de la novela, quizá porque en la mayoría de sus novelas el peso lo lleva una mujer. Evidentemente, llevan el peso argumental de la novela, pero no podemos olvidar el papel de María como narradora.

Junto Guille y su padre, pilares de la novela, la novela se estructura en torno a otros tres personajes: Sonia, la maestra, que sirve de lazo entre María, Guille y Manuel; María, que nos desvela lo que el propio Guille no es capaz de expresar; Nazia, que tiene un papel primordial en el desarrollo de los  acontecimientos, pero que no puede comunicarse verbalmente con nosotros puesto que apenas habla español. Y, por supuesto, Amanda, la madre ausente

La prosa de Un hijo es muy cuidada y da  a los personajes la voz que les corresponde. En todos los casos se adapta a la forma de expresión que los lectores esperamos de ellos. Hace evidentes e importantes los sentimientos más habituales, con un lenguaje deliberadamente cotidiano y  que en ningún momento sobrepasa  la forma en la que los lectores nos expresamos en el día a día, lo que lo hace accesible a todo tipo de lectores.  Este modo de enfocar la narración,  junto con la abundancia de diálogos,  favorece que el lector se identifique con lo que lee.

CALENDARIO DE SESIONES

Este es el calendario de las sesiones de nuestro grupo. Nuestra siguiente reunión será el 16 de abril, lunes, a las 19.00 en la Biblioteca.

Diapositiva2

LOS LIBROS DE ESTE CURSO

Si no podéis venir a las sesiones presenciales, pero queréis seguir las lecturas que hemos realizado este año, podéis consultarlas aquí: