Primera sesión de Leer Juntos Hoy: Instrumental de James Rhodes

f268419572b21b7648e8e57e1705abca

Ayer comenzamos nuestro quinto año en el club de lectura de la Biblioteca del IES Miguel Catalán. Fue un agradable reencuentro con los viejos amigos y con otros nuevos que se han incorporado este curso. Para comenzar nuestra serie de lectura hemos elegido un género poco frecuentado en nuestro club: la autobiografía.

instrumental-de-james-rhodes

James Rhodes (1975) es un conocido concertista de piano y un gran renovador de la música clásica. Ha protagonizado documentales para la BBC y Channel 4, escribe en The Guardian y ofrece recitales en todo el mundo. El próximo 27 de noviembre dará un concierto en el Festival de Jazz de Zaragoza. Será una ocasión de ver en directo una de las atípicas actuaciones de Rhodes quien, vestido con vaqueros y camiseta, no solo interpreta música clásica leyendo la partitura en un Ipad,  sino que habla con el público de las piezas y los autores que interpreta con gran pasión, profundos conocimientos y un vocabulario bastante inadecuado que ha hecho que su álbum en directo, Jimmy, fuera el primer disco de música clásica con advertencia por su vocabulario explícito.

El subtítulo de Instrumental, Memorias de música, medicina y locura no nos advierte con suficiente antelación de la andanada de horror que nos espera. A lo largo de las páginas del libro James Rhodes nos cuenta su vida desde que a los seis años fue violado por un profesor de boxeo, los terroríficos cinco años siguientes en los que el profesor siguió abusando de él y las terribles secuelas que esta experiencia dejó en su cuerpo y en su mente.

Si comparásemos la vida con correr un maratón, los abusos sexuales en la infancia tendrían el efecto de quitarte una de las piernas y cargarte con una mochila llena de ladrillos en la línea de salida”, escribió Rhodes en un artículo publicado en el ‘Daily Telegraph’ en el 2012.

La carrera vital de James Rhodes ha estado llena de obstáculos y dificultades. Ha sufrido todo tipo de trastornos físicos y mentales, ha sido adicto al alcohol, al sexo, a las autolesiones; ha intentado suicidarse en varias ocasiones, ha sido ingresado en varios hospitales psiquiátricos, se ha arruinado, ha visto hundirse su matrimonio y ha perdido la custodia de su hijo.

De todo ello habla en su libro con una franqueza desarmante y un vocabulario crudo y poco dado a los eufemismos  que hizo que su primera mujer –a la que James Rhodes trata en el libro con un tacto exquisito—intentara impedir la publicación, alegando que las escabrosas confesiones allí contenidas podrían causar un daño psicológico irreparable al hijo de ambos. Tras un primer fallo judicial favorable al autor y a la editorial, el tribunal de apelación dio la razón a la demandante:

“Eso me dejó hecho polvo –explicaba Rhodes en una entrevista-. El hombre que me violó me advirtió una y otra vez de que si se me ocurría explicar lo que pasaba me iban a suceder cosas terribles. Y yo guardé silencio durante 30 años. Ahora unos jueces me decían exactamente lo mismo, que no tenía derecho a hablar de lo que me había ocurrido. Si lo piensas, es algo aterrador. Durante la vista, un abogado llegó a comparar mi caso con el de un hombre que había infectado deliberadamente a su esposa con el VIH. De locos”

Rhodes gastó una fortuna para costear el amargo proceso legal, en el que contó con el apoyo militante de sus amigos más próximos, entre los que figuran celebridades como los actores Stephen Fry y Benedict Cumberbacht. Finalmente, el Tribunal Supremo autorizó la publicación de Instrumental:

“Una persona que ha sufrido del modo en que el apelante ha sufrido y que ha luchado para hacer frente a las consecuencias de su sufrimiento de la forma en que él ha luchado tiene derecho a hablarle al mundo sobre todo ello”, rezaba la sentencia.

El pianista insiste en que no afrontó la escritura del libro como terapia, ni mucho menos como un ejercicio de exhibicionismo. Su propósito era ayudar a otras personas que hubieran vivido una situación como la suya y dar a conocer al mundo la gravedad del abuso sexual a niños y niñas y las terribles consecuencias que tienen en sus vidas. Nos acerca al sentimiento de la víctima con una sangrienta sinceridad, hasta hacernos partícipes del infierno que aún deben de estar pasando tantos menores abusados por figuras de autoridad y que arrastran un silencio que nos culpabiliza a todos.

Como dice Elvira Lindo,  no es esta una historia que se pueda juzgar literariamente, porque lo que ofrece Rhodes es el testimonio de una herida, la que destrozó su vida y la que en parte cicatrizó, al menos para permitirle amar y no refugiarse en el victimismo, gracias a la música. James Rhodes da voz a las víctimas. Cuenta una historia que no queremos escuchar o leer porque duele demasiado, pero no querer saber confirma el silencio y el desprecio con el que los pederastas asustan a sus víctimas.

Instrumental es también, a su manera, una carta de agradecimiento a la música clásica. Desde su contundente frase inicial “La música clásica me la pone dura”, Rhodes nos habla de su amor a la música y su poder curativo. “Si no hubiera conocido a Bach, estaría muerto”, reconoce.  Su encuentro con Bach se produjo a los siete años, cuando solo pudo encontrar refugio a su dolor al escuchar una casete con una grabación en vivo de la versión para piano que Ferruccio Busoni hizo del segundo movimiento de la segunda partita para violín de Bach, la ‘Chacona’. Aquel descubrimiento, insiste, le salvó la vida y determinó su vocación. Todavía hoy sigue siendo su pieza musical favorita.

El libro, de una crudeza espeluznante, está compuesto por 20 temas o capítulos precedidos por el comentario de una pieza musical que se relaciona con el contenido del capítulo. En estos comentarios, como en todo el libro, se habla de la música clásica con una pasión y un entusiasmo que provoca inmediatamente el deseo de escuchar sinfonías y sonatas (se puede escuchar gratuitamente la playlist de la obra en Spotify y en http://bit.do/instrumental.) Son defensas del poder sanador del arte, pero también de seguir hablando de la música sin etiquetas, contando la grandeza de la música clásica sin la petulante distancia académica con la que habitualmente se la trata.

LA PLAYLIST DE INSTRUMENTAL

LA PÁGINA WEB DE JAMES RHODES

James Rhodes tiene su propia página web. Podéis consultarla, haciendo clic en la imagen.

web-rhodes

JAMES RHODES EN EL PROGRAMA “PáGINA 2” DE RTVE

Óscar López entrevista a James Rhodes para el programa “Página 2” de RTVE. Puedes ver el vídeo haciendo clic en la imagen:

rhodes-w

Anuncios

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la biblioteca ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos mal intencionados, difamatorios o publicitarios.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s