Archivo diario: 19 de marzo de 2015

Pioneros de Willa Cather: nueva lectura para el Grupo de lectura “Miguel Catalán”

El pasado lunes, 16 de marzo, nos reunimos para comentar Viajes con Heródoto de Kapuscinski. Como siempre, antes de comentar el libro, propusimos la nueva lectura para la siguiente sesión. En este caso, la primera novela de la escritora norteamericana Willa Cather, titulada Pioneros.

PIONEROS de Willa Cather

descarga

“Hay solo dos o tres historias humanas, las cuales tienden a repetirse con la misma fiereza de la primera vez.”

Willa CatherHace unos años que Willa Cather dejó de ser una desconocida para el público español a raíz de que la editorial Alba publicara Pioneros, Mi enemigo mortal y Mi Ántonia, tres novelas que daban la medida de las excelencias narrativas de la autora. Más tarde, se han publicado Lucy Gayheart, Una dama extraviada, Mi enemigo mortal y Uno de los nuestros. También son destacables sus cuentos recogidos en Los libros de cuentos de la editorial Alba, que ofrece todas sus colecciones de cuentos de 1905 a 1948.  Por su parte, Cátedra publicó la muy notable La muerte llama al arzobispo y Pre-Textos, El canto de la alondra.

Considerada una de las mujeres estadounidenses más sobresalientes de la primera mitad del siglo XX; perteneciente a una familia de origen irlandés y alsaciano, Willa Cather (Winchester, 1876- Nueva York, 1947) pasó los primeros años de su vida en Nebraska, en un ambiente de colonos checos y escandinavos. A la impresión que le produjo la llegada a ese “mar de trigo” se referiría años más tarde: “A medida que nos introducíamos en el paisaje me sentía como si estuviéramos llegando al final de todo: era como si se borrase la personalidad”. Y fue este cambio de ambiente, su transformación en hija de una familia de colonos en una tierra virtualmente virgen, lo que trastocó su historia personal y la nutrió con las experiencias que narraría tiempo después.

nebraska-321291_640

 Tras estudiar en la Universidad de Nebraska, fue periodista, maestra, directora de varias revistas e incansable viajera por tierras americanas y europeas, y, cuando se encontró en condiciones económicas aptas para dedicarse únicamente a la escritura, abandonó el periodismo a una edad en que, superado el periodo de formación, gozaba de dos bienes idóneos para el tipo de libros que deseaba escribir: una sólida experiencia del mundo en el que le tocó vivir y un rico bagaje cultural que vertebraría su otra faceta creativa: la del ensayo, como demostró en su colección de ensayos Para mayores de cuarenta.

Willa Cather es contemporánea, dentro de la literatura norteamericana, de Sherwood Anderson, Sinclair Lewis, Jack London o Theodore Dreiser, pero en realidad es un puente entre ellos y los componentes de la “generación perdida”. Su mundo literario es el de los pioneros americanos y, concretamente, el de los inmigrantes suecos, bohemios, rusos y alemanes que se instalaron en el estado de Nebraska, el primero de los grandes asentamientos al norte del Misisipí tras la guerra civil. Allí conoció el duro destino de los creadores de un  nuevo espacio americano y el mundo de lo que Alfred Kazin denominó “la aristocracia de las praderas”, en oposición a la aristocracia de las ciudades, que puebla el mundo de su también contemporánea Edith Wharton.

El segundo de los temas que trata en su novela es el de la pérdida: de seres queridos, de la vida pasada, de las esperanzas juveniles… En este sentido, hay que tener en cuenta una cualidad suya extraordinaria y es que nunca cuenta desde una nostalgia melodramática, sino desde la conciencia, por eso su tratamiento de la pérdida posee serenidad, fuerza y un hondo dramatismo que lo llena de vida.

La novela desarrolla también el tema de la confrontación entre la ciudad y el campo, muy propio de la conflictiva época de la industrialización en la que vivió. Esta confrontación entre naturaleza y artificio se desarrolla en la descripción de las diferencias entre las sofisticadas gentes del este estadounidense (la “aristocracia de las ciudades”) y las del oeste  (“la aristocracia de las praderas”).  Cather resuelve el conflicto mostrando cómo la nueva mentalidad y costumbres derivadas de la industrialización convierten a los hombres de las ciudades en gentes atrapadas en su propio artificio: “En el campo, si uno tenía un vecino miserable, podías alejarte de sus tierras y obligarle a él a que no pisara las tuyas, pero en la ciudad toda la obscenidad, miseria y brutalidad de tus vecinos formaban parte de tu vida”, dirá un personaje de sus cuentos.

Como puede verse, todos sus temas son asuntos trascendentales en la vida de los seres humanos y Willa Cather los aborda con un vigor creativo y un genio que motivó la admiración rendida de escritores como William Faulkner y Truman Capote.

Pioneros

Pioneros, cuenta la historia de Alexandra, una joven, que a la muerte de su padre, debe hacerse cargo de la familia y de las tierras que trabaja. Gracias a su tesón, su fuerza, su trabajo y, sobre todo, su inteligencia, consigue sacar adelante sus tierras y ayudar a su familia, desafiando las convenciones sociales sobre el papel de la mujer. La protagonista que imaginó Cather para Pioneros es una mujer fuerte y valiente, que no se arredra ante las dificultades y demuestra una envidiable visión de futuro. Alexandra se nos va revelando como una mujer capaz, muy alejada de la imagen de debilidad y dependencia de las mujeres de la época.

Como en otras novelas de la autora, las mujeres se convierten en la fuerza vital e integradora que hace avanzar a toda la comunidad. El personaje de Alexandra es una auténtica celebración de la creatividad femenina que, según la autora, se vincula con la naturaleza y se alía con la razón. Para Cather la ciudad y las industrias representan el poder de la civilización masculina, mientras que las energías biológicas y geológicas inherentes a la tierra  expresan una fuerza muy superior, que la autora vincula con las mujeres. Mujeres que representan, según la autora,  una nueva forma de hacer el mundo, de incidir sobre él, más respetuosa y acorde con la naturaleza.

Pioneros está contada con una maestría que tiene sus bazas literarias, ante todo, en la creación de personajes (Alexandra y sus hermanos, Ivar, Carl, Emil, Marie…) poderosos, genuinos y en la recreación de espacios y atmósferas que los caracterizan. Es todo un canto a la tierra, a sus caprichos y a sus bendiciones.

La prosa de la autora, depurada, pulcra, en apariencia sencilla, está llena de una profunda belleza y nos permite disfrutar de esta bella y conmovedora elegía a la emoción y dureza de la vida de los hombres y mujeres de la época.

BIBLIOGRAFÍA DE LA AUTORA

  • Alexander’s Bridge (1912).
  • O Pioneers! (1913), traducida al castellano por primera vez en 1956 con el título de Los colonos por Caralt Editores y en la traducción Gema Moral para la editorial Alba, titulada Pioneros, en 2001
  • The Song of the Lark (1915), traducida al castellano como El canto de la alondra para la Editorial Pre-Textos en 2001.
  • My Ántonia (1918), traducida para Alba editorial en 2002 y, un año más tade para Nuevas Ediciones de Bolsillo.
  • One of Ours (1922). Premio Pulitzer. Traducida en 2013 por la editorial Nórdica como Uno de los nuestros.
  • A Lost Lady (1923), novela corta, traducida como Una dama perdida, Buenos Aires, Centro Ed América Latina, 1977, y Una dama extraviada, Alba Editorial, 2008.
  • The Professor’s House (1925). La casa del profesor Plaza & Janés, 1963.
  • My Mortal Enemy (1926), novela corta. Mi enemigo mortal, Alba Editorial, 1999.
  • Death Comes for the Archbishop (1927). La muerte llama al arzobispo, Ediciones Cátedra, 2000.
  • Shadows on the Rock(1931). «Sombras sobre la roca»,
  • Lucy Gayheart (1935).  Lucy Gayheart, Alba Editorial, 2008.
  • Sapphira and the Slave Girl (1940).

PARA SABER MÁS…

O PIONEERS! UNA ADAPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA DE LA NOVELA

En 1992, Glenn Jordan dirigió una adaptación cinematográfica de la novela protagonizada por Jessica Lange, David Strathairn y Tom Aldredge. Se trata de una miniserie para la televisión. Podéis verla en versión original:

 

Euroquijote

don-quijote-294x300

Este año hemos puesto en marcha un proyecto denominado “Euroquijote”. Este proyecto se desarrolla  dentro de las actividades programadas para la reunión del Europroject que se celebrará en nuestro instituto del 6 al 9 de mayo.

¿En qué consiste el proyecto?

Aprovechando la circunstancia de que en el año 2015 se celebra el 4º Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote hemos querido celebrarlo proponiendo una lectura conjunta del Quijote en todos los institutos que forman parte de la red europea del Europroject. Cada instituto ha grabado un vídeo con una lectura del capítulo VIII del Quijote en su propia lengua, mostrando la universalidad del texto que ha sido traducido a prácticamente todas las lenguas conocidas. Todos los vídeos se están subiendo a una canal de Youtube denominado Euroquijote. En la reunión de mayo se presentará un vídeo que recogerá fragmentos de todas la lecturas realizadas.

La tarea de coordinación con los centros europeos ha sido llevada a cabo por los profesores coordinadores del Europroject en nuestro centro: Marisé Lacleta, Ángel Fenero y María Luisa Sierra.

¿Por qué elegimos el capítulo VIII del Quijote?

El capítulo VIII del Quijote narra la aventura de los molinos de viento, el enfrentamiento de don Quijote con el vizcaíno y concluye cuando ambos se encuentran todavía con las espadas en alto a la espera de que el narrador encuentre los manuscritos que le faltan. La elección de este capítulo está relacionada con el tema del encuentro del Europroject: “Estudiantes con problemas sociales y de comportamiento”.  Al igual que don Quijote nuestros estudiantes deben afrontar problemas y dificultades y deben aprender a resolverlos. La mirada de don Quijote le hace ver gigantes donde solo hay molinos; del mismo modo, la solución de los problemas sociales y de comportamiento, tienen que ver muchas veces con un cambio de perspectiva que permita valorarlos y resolverlos adecuadamente.

Nuestro vídeo

Nuestro vídeo recoge la lectura íntegra del capítulo VIII del Quijote realizada por veintiséis alumnos de nuestro centro. El texto se dividió en 9 fragmentos para facilitar la lectura y la participación del mayor número de lectores. Agradecemos a todos ellos su colaboración en el proyecto:

  • Fragmento 1: Raúl Urriza, Javier Ortiz y Berta Fernández.
  • Fragmento 2: Fabio Giménez, Jorge Rubio y Ángel David Estaún.
  • Fragmento 3: Óscar Baselga, Alejandro Naya y Alejandro Pamplona.
  • Fragmento 4: Luis Ashlea y Alberto Pedros. Miguel Oliver y Jordi Plá también grabaron este fragmento, aunque desafortunadamente no lo hemos podido incluir en el montaje final.
  • Fragmento 5: Natalia Herguedas y Ariadna Beltrán.
  • Fragmento 6: Carlota Ariste, María Nieto, Sofía Molia y Ana Gonzalvo.
  • Fragmento 7: Javier Pardos y Javier Ocejo.
  • Fragmento 8: Lucía Heredero, Sara Moreno y Toni Mier.
  • Fragmento 9: Juan Alejandre y Silvia Civera.

Las grabaciones se realizaron en la Biblioteca, justo delante de la estantería donde guardamos las obras de Cervantes. Se han utilizado ilustraciones de Gustave Doré, Cruz Delgado, Pablo Picasso, G.H. Harker y Ángel Carrión entre otros para separar los distintos fragmentos. La lectura se acompaña con un fondo musical, un Pasacalles de Lucas Ruiz de Rybayaz, interpretado The Harp Consort para su disco Luz y Norte.

Hemos de agradecer especialmente el préstamo de la cámara con la que se realizaron las grabaciones a los compañeros del IES Miguel Servet, en especial a Cristina Auría y Álvaro Vives. También a Carmen Delgado y Nieves Rosa por su colaboración en la selección de los lectores. Y, por último, al equipo directivo que ha apoyado desde el principio todo el proyecto.

Y, por fin, el vídeo. Podéis ver también en el canal de Youtube los vídeos de los compañeros de los otros institutos de Europa: